Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

jueves, 14 de junio de 2012

Princesa prometida

Me gusta la esgrima, me gusta practicarla, me gusta verla, me gusta competir, me gusta todo!!!
De izq. a dcha: Mònica Moro, Diana y Paula Gil de Bernabé,
Beatriz Giró e Irene Padilla. Subcampeonas de España
absolutas de florete femenino. 
Hace 32 años que dejé de tirarme a la piscina para empuñar un florete (que junto con la espada y el sable son las 3 armas de la esgrima). Mi mami, @margamesa me inscribió a un cursillo de esgrima, la inactividad de no practicar ningún deporte me agobiaba y reclamaba insistentemente volver a la natación. Imaginaros la cara que puse cuando me lo dijo, había dicho esgrima???? Y quién practicaba un deporte del que nunca había oído hablar? Con muy poco o mejor dicho ningún convencimiento aterricé en la Sala d'Armes Montjuïc (SAM) creyendo que era mi primera y última vez. Era un mundo extraño lleno de gente con careta vestida de blanco, que se movía de forma extraña por las pistas y lo hacía a gran velocidad. En tan sólo una semana la esgrima caló hondo y poco después me fuí a Madrid con el equipo de florete femenino del SAM a participar en el que fue mi primer campeonato de España. Qué poco imaginé con 14 años que la esgrima y yo ya no nos íbamos a separar !! 
El tiempo empezó a correr, las categorias fueron pasando, competiciones, concentraciones y equipo nacional con mundial incluido.... Quien se llevó esos años?? 
El Mundo Deportivo 21 de octubre de 1989
Mi época de tiradora de competición pasó dejándome recuerdos imborrables, pequeños momentos escondidos en la memoria fruto de 17 años de dedicación a este deporte. Imposible olvidar el sueño y el frío que pasaba de buena mañana saca (bolsa, de ciertas dimensiones, en la que llevamos el equipo con las armas) en mano cuando íbamos a tirar a Madrid. Competir en Ceuta en los 80 era una aventura digna de Indiana Jones, salté el charco a Argentina con el equipo nacional y visité Turín muchas veces soñando con la Copa de Europa de Clubs y, y, y... La esgrima me cruzó con @xavieriglesias con quien comparto la vida "oficialmente" desde 1993 y años después nacieron Marina y Pol, ambos ahora tiradores del SAM. 
Y... la casualidad, el destino o ni uno ni lo otro propiciaron hace 15 días lo que podría ser el guión de la próxima película Disney como me dijo mi amigo @fllordachs cuando se lo conté.
Y aquí está la historia:
Marina se iba al Campeonato de España de espada femenina menores de 15 años a Madrid, dos días antes me dijeron: "Mónica, necesitamos a Marina como tiradora de reserva del equipo de florete femenino, sólo tenemos 3 niñas (los equipos son de 4) y nos jugamos la Copa del Rey". Ante la petición pedí explicaciones, qué pasaba? Hacía 33 años, sí, lo digo bien, 33, que el SAM no lograba tan preciado galardón (es la copa que se da al club español que mejores resultados obtiene en todos los Campeonatos de España de todas las armas y categorías), mis largos 17 años en los equipos del club nos relegaron siempre a una honrosa pero repetida y decepcionante segunda posición. ¿Posibilidades de ganarla? ¿Y me lo pedían a mí que la había luchado tanto tiempo? Sólo tuve una respuesta: Sí. 
Campeones de España :-)
FF: Marina Ojeda, Marina Iglesias, Cristina García
El destino es juguetón, gusta de añadir sorpresas, por lo que el viernes camino de Madrid @marina97 me "whasappeó": mamaaaaaaaaa la 3a niña del equipo no viene y tendré que tirar florete, qué hago? Espero que algo de tu sangre floretista corra por mis venas. No sabía si reir o llorar, mi "niña" decisiva en la Copa del Rey y a florete?. Y así fue, ella tiró en el equipo, luchó todos y cada uno de los tocados y.... ganaron contra pronóstico el  Campeonato de España. Vaya subidón, que emoción, que pasadaaaaa (no os lo perdáis en el equipo otra niña hija de esgrimistas "de mi época", Marina Ojeda y en el contrario dos más (Escalona y Januzzi), fue un encuentro de segunda generación esgrimística).
La Copa del Rey 2012 
Al día siguiente la Copa del Rey a un paso, un pequeño paso para que el SAM se convirtiera en el nuevo campeón de la "orejona de plata". El final, si me leéis por twitter casi, casi que no hace falta,  lo repetí millones de veces: GANAMOSSSSSSSSS, la conseguimos, la tenemossssss !!!!  y Marina, tantos y tantos años después recogió la copa ansiada. 
Lágrimas, lágrimas de emoción, lágrimas de admiración, lágrimas de felicidad, lágrimas sólo lágrimas
Nunca, nunca habría imaginado este guión, una vez más la realidad superó a la ficción.

Puedes añadir el post a tu libreta: