Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

jueves, 25 de octubre de 2012

Pero es que... yo quiero tocarlo!!!

Este año yo también soplo con el
calvo de la suerte!!
Hace año y medio que soy la Presidenta del Comité de Empresa del lugar donde paso mi jornada laboral. Desde entonces, atribuciones y tareas de lo más diversas han ido incorporándose al cargo tras descubrirlas, asumirlas y desempeñarlas. No voy a explicaros que se hace (o que se intenta hacer en la representación unitaria de los trabajadores como dice un amigo mío abogado), lo que voy a contar es como las personas de una Organización se resisten al cambio con uñas y dientes, aunque sea en cuestiones de azar.

Tradicionalmente la gestión de la lotería de Navidad la lleva el Comité, tarea principal e imprescindible según el departamento de Recursos Humanos (no sé si es por el valor que aportamos vendiendo décimos o por lo entretenidos que estamos en la campaña navideña). 

Desde tiempos inmemoriales (nadie sabe decirme desde cuando) al acercarse la Navidad se puede solicitar lotería rellenando de puño y letra un impreso. Y menuda diversión que ello supone: dejar impresos en las zonas del café y comedor, publicarlo en la intranet, "chinchetearlo" en los tablones de anuncios y vaciar "frecuentemente" los cientos de papelillos depositados en ese lugar mágico y moderno que rebosa hojas de papel denominado buzón del Comité.

Si hasta aquí la cosa parece aburrida la fiesta continúa cuando toca crear el superarchivo de excel en el que "a mano" se transcriben los datos de los papelillos, se asignan turnos y horarios para que los miembros del Comité procedan a la entrega personal e intransferible de "la lotería de verdad, la de siempre" y se envía el archivo "de marras" a RRHH para los descuentos de nómina. La Navidad nos encanta y nos regala mucho, mucho trabajo prometiéndonos satisfacción si toca el gordo y nos convertimos en una Empresa de ricos.

Este año, queríamos cambiar. Y ahí empezaron las dudas, miedos, reparos, etc. Queríamos vender online "la suerte navideña" con la 4a administración de lotería de Catalunya. Era la oportunidad de ofrecer un sistema cómodo y accesible 24x7 para comprar cómodamente la lotería, regalarla a las amistades  y si "toca", cobrar el premio mediante transferencia 24h después.

Contentos nos quedamos los del #ComitéProLoteriaOnlinecreímos que iba a ser la bomba y enviamos el mail informativo con el impreso y los datos de acceso a la compra por Internet y... oh cielos!!!! En 4 días los papelotes de solicitud rebosaban ya en el buzón!!!!!!

El #ComitéProLoteriaOnline, viendo los primeros resultados, con sólo 40 décimos digitales vendidos va camino de una depresión.
Creímos que los que operan en la banca online, compran en Amazon y gestionan sus viajes en la Red comprarían sí o sí la lotería online, no? Pues.. no lo tengo tan claro ya que por los pasillos se suceden conversaciones del tipo:

  • Oye, lo de la lotería online está muy bien, es una buena idea.
  • Ah, entonces tú has comprado lotería por Internet? 
  • Pues.... no, verás, es que a mí, la lotería me gusta verla y tocarla, y he rellenado el impreso como siempre.
Ahhhhhhh entonces no es el que se autodescarta por edad, ni el que no se fía de las compras por Internet, ni el que nunca lo ha hecho y dice que no lo necesita, ni el que pregunta si tú te fías de que en la caja fuerte de la Administración estén los décimos "de verdad", noooooo el tema es el requisito de TOCAR LOS... DÉCIMOS "de verdad de la buena", con las manos. Vaya, vaya!!!

Pero no pasa nada! Resultados preliminares a parte, la sección #ComitéProLoteriaOnline estamos content@s, content@s por dar un primer paso para simplificar un proceso "vintage" y permitir que jubilad@s, extrabajador@s, amigos, familiares, etc. compren lotería cuando y desde donde quieran. Y yo, personalmente contenta por entusiasmarme y decir sonriendo al #ComitéProLoteriaOnline que no se enfaden ni se desanimen, que los que provocan y asumen  cambios son los aventureros a quien reconoces por las flechas en la espalda (una de las frases preferidas de mi gran amigo Julio Mayol) y de verdad, NO PASA NADA.

NOTA: Y tanta lotería de Navidad va y viene, si os apetece probar el sistema y comprar 20 euros de sueños enviarme un mail y os haré llegar la clave que abre la puerta de nuestros sueños el próximo 22 de diciembre.

viernes, 12 de octubre de 2012

Los contenidos, el contexto y la vedette

Hace unos días leía con interés "El contexto es el nuevo rey (las relaciones son la clave)" un interesante post de Cristina afirmando que en función de nuestro grafo social nos llega un contenido u otro, por lo que el contexto en el que nos movemos parece desbancar al Rey de los medios sociales: el contenido. Días después, David en "El contenido sigue siendo estratégico" reivindicaba el papel principal del contenido como motor de las relaciones en el contexto en el que nos movamos.  Cristina y David son grandes profesionales que argumentan y defienden sus posturas de forma brillante,  lo curioso es que si seguimos los comentarios "cruzados" ambos parecen llegar a la misma conclusión: buenos contenidos en un buen contexto es "lo más".

Y así, comentario va comentario viene, dándole vueltas a ambas opiniones una luz se me ha encendido: y... no será el criterio de quien crea, comparte y discute contenidos el principal valor a tener en cuenta? 

Es cierto que yo soy bastante incrédula de buenas a primeras, lo que leo en medios sociales, aunque lo digan usuarios con miles de seguidores, necesito verificarlo un poco ni que sea, por ello,  elijo a mis referentes en base a cuestiones poco numéricas, fijándome en 4 cosas:
  • ¿Se dedican al monólogo o al diálogo? ¿Están interaccionando con el resto?
  • ¿Son emisores o también receptores? Algunos con miles de seguidores sólo siguen a 4 ¿No les importa nada lo que otros puedan decir? 
  • ¿Sus comunicaciones son sólo suyas?  Yo digo, yo hago, yo valgo, yo cuento, el fenómeno del yo-yo en su máxima expresión.
  • ¿Participan y  coinciden en la conversación del momento? ¿O sólo hablan de lo que a ellos les interesa como un disco rallado?
Los que usan los medios sociales como amplificadores de su ego y nada más no tienen cabida en mi entorno ni en mi contexto. Quizás estoy reduciendo mi grafo social y empequeñezco mi entorno de relaciones. Quizás sí, pero para mí todo esto del 2.0 y de los medios sociales supone personas pensando, opinando, compartiendo y participando detrás de las teclas. Por ello, mi contexto de referentes son personas de carne y hueso con las que aprendo y comparto haciendo realidad la bidireccionalidad de la conversación.  Y al final, acercarse a unos u a otros es sólo cuestión de criterio personal que marca la diferencia entre mensajes y conversaciones. 

Lo que para unos es absurdo,
para otros da sentido a la vida
A ratos, veo pasar ante mis ojos a las vedettes de los medios sociales con sus plumas de colores como tuitstars que saben lanzar el tuit más acertado, con las mejores fotos en instagram (muchas ni ellos las han disparado) y teniendo un montón de amigos (que no conocen) en Facebook, pero ah!, no se te ocurra preguntar o intervenir en algún debate al que no te han invitado, no existirás y serás ignorado una y otra vez.

Pero no os preocupéis, hoy el mundo parece un poco loco y 30 millones de personas siguen en twitter a Lady Gaga a quién no discutiré como canta pero sí que me sorprenden "sus aportaciones" a la Red. 
Por todo ello, sin criterio, se puede vivir felizmente en los medios sociales  rodeados de gurús, visionarios y filósofos de pacotilla como si fuéramos Alicia en el país de las maravillas.

Puedes añadir el post a tu libreta: