Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

martes, 24 de diciembre de 2013

2013 repeticiones

Cada año pensaba en la felicitación de Navidad "familiar", cómo la iba a hacer. Los primeros años fueron impresas con cierto toque artesanal, luego vinieron los tiempos digitales y photoshop fue mi mejor aliado y ahora, a mi pesar, hasta pereza me da. Hoy, encima, la Nochebuena me pilla con un virus intestinal que me está dejando KO y tengo pocas ganas de celebración. Y mira que a mi la Navidad (cuando me encuentro bien) me gusta, sí, sí, me gusta sentarme a la mesa con la familia y disfrutar de comidas largas y sobremesas interminables, me gusta hacer el pesebre y me gusta cantar villancicos. Disfruto "fent cagar el tió" como preludio del día de Reyes que en casa, desde que tenemos niños (y ya va para 16 años) es la estrella de estas fiestas.
En Cataluña la Nochebuena no se celebra demasiado, la festa grossa es Navidad y Sant Esteve. Nosotros, como familia castellano-catalana lo celebramos todo, y tan ricamente!
Por todo ello hoy he decidido felicitar las Navidades no por email como era lo habitual en los últimos años, lo voy a hacer desde mis perfiles en los medios sociales y desde el blog, así, espero llegar a todo el mundo y a quien no llegue, por favor, que se dé por felicitado.

Poema guardado en mi memoria desde hace muchos, muchos años
¡Feliz Navidad 2013 y mucha fuerza para un 2014 apasionante lleno de retos!

domingo, 15 de diciembre de 2013

Le'ts go!

Y casi un año y medio después de iniciar el proyecto de elearning en el laboratorio, mañana lunes, diremos aquello de "On your marks? Go!". Desde julio de 2012, han pasado muchos meses de trabajo, reflexiones, propuestas e ideas sobre como abordar la formación online en la Empresa.
Desde los inicios creímos firmemente que el principal obstáculo a vencer no serían cuestiones tecnológicas, ni de falta de contenidos, ni de uso del nuevo espacio, la principal resistencia no vendría por ahí, lo que seguramente iba a inquietar a la Organización, o mejor dicho, a las personas que la forman, eran los cambios que eso iba a comportar.



Así, con mucha convicción un equipo de trabajo multidisciplinar (procedencia diversa en formación, departamentos y funciones) hemos estado entre dimes y diretes, todo un año "imaginando" lo que iba a suceder a partir de mañana con:
  • La formación apoyada por un campus virtual corporativo, haciendo hincapié en 4 aspectos fundamentales: la Organización, las personas, los contenidos y la metodología.
  • "El primer curso virtual" con el que el área comercial iba a empezar, sabiendo que de "ése primer contacto, de esa primera experiencia, dependerá su opinión y disposición. 
  • Se lo vamos a presentar, cómo se lo vamos a explicar y cómo creemos que lo van a disfrutar.
Hace algunas semanas, en un acto de UPCNet expliqué, junto a mis compañeros el proyecto en una jornada intensa en la que pudimos aprender, compartir y crecer en cuanto a formación corporativa se refiere. Aquí van video y diapositivas (en catalán):



Y como ocurre en los grandes viajes, los largos y cansados, con buenos y malos momentos, cuando están a punto de concluir, sin quererlo, sin pensarlo, empiezas a pensar en cuál va a ser el próximo,!!!!
Así, llegados a este punto, mañana toca disfrutar y con la voz alta y clara entonar un Let's go!



Y por si os va el tema, aquí tenéis mi tablero de infografías de elearning!

sábado, 7 de diciembre de 2013

Morir tranquilamente

Este mes el Carnaval de la Salud me ha pillado descolocada... Cuando se acerca el fin de año parece que el mundo se acaba y todo se vuelve urgente, importante e imprescindible. Así, recopilando "a salto de mata" los artículos que la blogosfera ha ido escribiendo, casi nos hemos plantado ya en Navidad y... la casa sin barrer!!!
 El tema propuesto no es fácil, "El derecho a bien morir" sobre el que nuestra compañera Mónica Lalanda escribió un brillante post inicio de este #CarnavalSalud; y ya llevamos 34 artículos (que seguro serán más), que no he podido aún leer, pero que me suenan a declaración de deseos e intenciones. Como profesionales de la salud, muchos de vosotros, participaréis en las decisiones finales de algunos de vuestros pacientes por lo que, desde mi punto de vista, esos escritos adquieren valor por ser mucho más que opiniones.
Piensa un deseo!
A mí, siempre me ha llamado la atención escuchar, cuando la gente verbaliza como les gustaría morir, frases como yo quiero morir tranquilamente o plácidamente. Luego añaden sin sufrir, y sin dolor, por lo que el sufrimiento parece ser el temor principal. Yo no me dedico a la asistencia, y en esta ocasión mi opinión es fruto de lo poco que he vivido en este campo en primera persona.
Mi abuelo, pasados los 90 y ya con muchos achaques, decidió "morirse tranquilamente en casa". Sí, sí, como si él hubiera tomado la decisión. Llamó a hijos y nietos y fue despidiéndose uno a uno con cariño, serenidad y una sensación de paz, que hoy, más de 25 años después no he podido olvidar. Hace poco, hablando con Carlos Nuñez me comentó, él que está en una unidad que a menudo se encuentra con la muerte de frente, que los extranjeros muchas veces afrontaban el final de modo diverso al habitual en nuestro país. Por lo que parece, el "irse a morir a casa" es una práctica frecuente en el extranjero y bien pensado, no es mala idea. Si se puede, no es mejor despedirse "de todo lo de aquí" en tu casa, con tus cosas, con tus seres queridos? Y no es mejor hacerlo cuando todavía puedes decidir?
Y teniendo en cuenta, que nunca va ser un buen momento para morirse, que no sé si deberíamos dejarlo todo atado y bien atado por lo que pueda ser, que no sé si me gustaría despedirme o irme en un suspiro, lo que sí que sé es que de una manera o de otra todos nos vamos a ir. Como decía mi abuelo, aquí no se queda nadie para simiente de rábanos. Por todo ello, a mí también me gustaría morirme tranquila y plácidamente.

Puedes añadir el post a tu libreta: