jueves, 11 de abril de 2019

Vamos... que nos vamos!!!!

Faltan escasamente 2 días y poco más para volver a Senegal y estoy hecha un flan, sí, sí no duermo bien, me descubro soñando con el viaje cada dos por tres y llevo tantos meses preparando esta aventura que me he aprendido de memoria el recorrido que recito mentalmente una y otra vez. Sí, el día D y la hora H están, como quien dice, a la vuelta de la esquina y es ahora cuando me asaltan mis mayores dudas: ¿Habrá sido una buena idea? ¿En las escuelas sabremos enseñar a los niños y niñas a lavarse las manos? ¿Las mujeres entenderán y se entusiasmarán con el lenguaje de las arpilleras? éstas y tantas otras dudas vienen y van con algunos miedos del bracito.
Detalle de las arpilleritas de muestra
Nunca he viajado antes en una expedición de este tipo, 5 mujeres intrépidas y entusiastas camino de un país africano con las maletas llenas de ilusión y retos por cumplir.

Marina, Berta, Montse, yo y Júlia, las 5 aventureras
Tenemos la suerte de contar allí con amigos que dejamos hace 243 días, Mbaye que volverá a acompañarnos durante los 10 días de viaje, Abdoul con quien compartiremos la primera noche pues debe quedarse estudiando en Dakar y el simpático Arouna a quien "recogeremos"en País Bassari. 


Creo que nos vamos a plantar en el aeropuerto con 7 maletas de 25 a 30 kgs llenas hasta arriba de material de todo tipo:
  • 30 kgs de ropa infantil y zapatos para el orfanato de Mbour.
  • 1.000 guantes sanitarios para el hospital de Kedougou y los puntos de salud de Louly e Ibel.
  • 150 gafas graduadas y de sol
  • 125 pastillas de jabón
  • 20 equipos de baloncesto
  • 25 gorras 
  • 600 boligrafos y 200 lápices para las escuelas de Ibel, Iwol y la isla de Ehidje
Al ver la lista y el equipaje me ha venido un superflash de la vieja imagen del Cola-Cao con los "negritos" cargaditos, cargaditos...

Antigua etiqueta de Cola-Cao
Esta etiqueta la eliminó Cola-Cao hace años por razones obvias
Sigo sorprendida y muy agradecida por la generosidad de todas y cada una de las personas que "han llenado nuestras maletas":
  • Mi cuñada Laura, la primera que se entusiasmó con la idea y me envió desde Italia un buen cargamento de jabón.
  • Lidia que además de ayudarnos a facturar una maleta extra ha hecho ella misma 20 preciosos jabones para las mujeres del sur de Senegal.
  • Elvira que también tiene un trocito de su corazón en Gambia, nos ha ayudado a facturar una de las supermaletas.
  • Mi compañera de despacho Laura dejó a sus "gemelitas" de 5 años y a su hermana de 7 literalmente descalzas, o mejor dicho, el cambio de estación nos regaló 17 pares de zapatos para la Pouponnière.
  • Isabel y Plannermedia montaron una colecta y nos trajeron una gran maleta con ropa de niños y niñas, zapatos y algún que otro juguete.
  • Consuelo movilizó a todas sus amistades y nos ha llenado el equipaje con ropa, móviles, tablets y ordenadores, toda una crack consiguiendo aportaciones!!!
  • Elena ha querido volver a ayudar a Abdoul en su sueño universitario en Dakar.
  • Laura de marketing se nos presentó, sin previo aviso, con unas bonitas y perfumadas pastillas de jabón que harán las delicias de las mujeres de Ibel.
  • Cesca enseguida montó una caja con el cartel Senegal en mi despacho para ir recogiendo pastillas de jabón.
  • Patricia y Estrella aportaron preciosa ropita para niñas y niños.
  • Maite de Josa óptics nos ha facilitado más de 300 gafas.
  • Dani de Laorma enseguida se ofreció a aportar lápices y guantes sanitarios.
  • Quim del Joventut de Badalona no dudó en colaborar con 20 equipos de baloncesto para jóvenes senegaleses.
  • Ruth, de Farmacéuticos sin Fronteras se comprometió a ayudarnos desde el minuto cero y aunque había poco tiempo nos gestionó 1.000 gafas graduadas.
  • Marta vació los armarios de los niños y niñas de su familia para el orfanato de M'bour
  • David se desvivió por dos pelotas de baloncesto y una mancha para inflarlas, seguro que los niños van a disfrutar de lo lindo!
  • Andrea nos trajo perfume para las mujeres inspiradoras que nos vamos a encontrar en el camino.
  • Laura consiguió un ordenador para que Abdoul pueda estudiar en condiciones en la universidad.
  • Marc nos puso en contacto con Josa òptics y nos guió en como iniciarnos en actividades de salud dirigidas a población africana.
  • Raquel ha conseguido tres teléfonos móviles.
  • Lara ha querido contribuir con tres pastillas de jabón. 
  • Menarini ha vuelto a donar bolígrafos y cintas para el pelo.
  • Y no podía olvidarme de Roser y Pilar de la Fundació Ateneu Sant Roc que junto a Roberta son mis "Máster arpilleras" y me han ayudado en la organización de los talleres, el material, la dinámica, los ejemplos, etc...
Espero no haberme olvidado de nadie, si lo he hecho decírmelo, me sabría muy muy mal. Como me decía mi amiga Feli, estamos rodeados de gente buena pero muchas veces no saben como demostrarlo. Tú y tu aventura les habéis dado el canal para manifestar esa generosidad a menudo dormida y olvidada, has dado la posibilidad a muchas personas de entusiasmarse con tu proyecto y lo más importante: sentirse parte. Feli, no sabes lo feliz que me hiciste con tus palabras!

Y conversando con Feli me di cuenta de que casualmente (o causalmente)  el viaje es de mujeres para mujeres:
  • Nuestra visita y donaciones al orfanato La Pouponnière de Mbour fundado por Michèlle Buron
  • Una conversación pendiente con Aissatou, la mamá de Mbaye que es comadrona en el puesto de salud de Louly
  • Nos dejaremos guiar por Aminata, la presidenta del grupo de mujeres de Ibel (20) con las que vamos a hacer el primer taller de arpilleras.
  • Leontine, la única mujer que tiene un campamento propio en Senegal
  • Emma, la coordinadora de la cooperativa de mujeres que hacen mermeladas de Oussuye
  • Marie Louise, la chica con la tienda de telas en Cap Skirring con la que haremos el segundo taller de arpilleras con las mujeres de la isla de los fetichistas en Casamance.
Con todo ello sólo puedo decir GRACIAS, MUCHAS GRACIAS por creer en nuestra aventura, por ser buenas personas, por entusiasmaros e incluso apasionaros con la idea y en definitiva por ser como sois. No vamos a cambiar el mundo, seguro que no, pero un buen grupo de personas en Senegal mejorarán un poquito sus vidas. Nos llevamos vuestros granitos de arena en las maletas y estamos convencidas de ser capaces de convertirlos en montañas!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

Puedes añadir el post a tu libreta: