Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

domingo, 22 de enero de 2017

Una tendencia, ¿nace o se hace?

¿Trending?
Discutíamos acaloradamente Víctor, mi colega profesional más cercano, y yo, mientras trabajábamos en la definición del nuestro plan de comunicación y Responsabilidad Corporativa (RSC). La discusión versaba sobre si una tendencia nace o se hace y así :
  • Víctor insistía en que marcarse como objetivo convertirse en tendencia tenía un punto de prepotente. Defendía, con vehemencia, que las tendencias aparecen "cuando haces las cosas bien" y que la gente, con el tiempo,  te lo reconoce. A partir de ahí, quizás, te acabas conviertiendo en tendencia. 
  • En el otro lado, yo argumentaba que para ser tendencia era importante desear serlo y diseñar una hoja de ruta. Argumentaba que "hacer las cosas bien" no suponía ser tendencia sin más, que para serlo, has de aprender de la experiencia e intentar sistematizar lo que estás haciendo.
Por suerte, al cabo de un rato, tras nuestra vibrante conversación, creo, que llegamos a puntos de acuerdo:

  • Convinimos en recopilar y analizar lo que estábamos haciendo y como lo estábamos haciendo en RSC. Ejercicio, por otra parte, muy recomendable para cualquier proyecto que acometamos. 
  • Enumeramos lo que había funcionado y también lo que había fracasado.
  • Analizamos lo que habíamos cambiado respecto a lo "que siempre se había hecho", lo nuevo que habíamos incorporadolo que habíamos dejado de hacer.
  • Recogimos los puntos básicos identificados y definimos nuestro modelo conceptual.
Llegados a este punto acordamos los 5 pilares básicos del nuestro nuevo modelo de RSC:
  1. Desarrollar una solidaridad consciente y constante
  2. Atender a los síntomas, pero sobretodo actuar sobre las causas
  3. Ayudar a los que ayudan
  4. Centrarse en proyectos de tu ámbito de actuación
  5. Identificar las necesidades de tu entorno
Huelga decir que quedamos satisfechos con el resultado, 5 pilares en los que cualquier organización grande o pequeña puede trabajar en materia de responsabilidad social corporativa. La manera es sencilla y bastante científica: prueba, analiza y cuenta!

No somos ni queremos ser gurús de nada, creemos que compartir nuestro modelo conceptual de RSC nos ha de servir para crecer y mejorar gracias a los resultados que obtengan otras personas y entidades en su aplicación. Y, si volvemos al título, cuando eso ocurra, si el método funciona, seremos tendencia???

Os dejo algunos enlaces que complementan el post y pueden ser de ayuda:
Y me he animado a resumir el post en una infografía por si os es más práctica, a ver que os parece:

lunes, 12 de diciembre de 2016

Lo más importante

No podía desviar la mirada, el sufrimiento me tenía atrapada ante la pantalla, personas en míseras embarcaciones esperando el rescate, personas que lo han dejado TODO y se han lanzado al mar, personas que hace mucho tiempo que dejaron atrás las dudas y el miedo. Así estaba cómodamente viendo Astral, el relato de Jordi Évole en primera persona acompañando a la ONG Open Arms, la entidad de Badalona que "nada hasta donde hay una vida en peligro".  Mis ojos se humedecieron, el horror desfilaba ante mí, yo que estaba estirada en mi sofá de Barcelona y conforme avanzaba el documental me rondaba la misma pregunta en mi cabeza, y tú ¿Qué haces? No había manera de desviar la insistente pregunta,  no había manera de ignorar lo visto y oído y mirar hacia otro lado, no había manera de olvidarme de la desesperación de tantas y tantas personas.

Foto de Brian Sokol
Como en un déjà vu, rememoré una exposición vista hace más de dos años en CaixaForum que tampoco consigo olvidar, The most important thing, una muestra a priori como cualquier otra que formulaba a quien la visitaba una sencilla pregunta ¿Qué es lo más importante que te llevarías si de repente tuvieras que huir de tu hogar y de tu país? Ante mis atónitos ojos desfilaron 24 personas forzadas a huir de su casa y de su país "portando el objeto más importante". La pregunta te martilleaba las sienes al pasar de foto en foto y al salir te esperaban una pizarra y una tiza para elegir "tu objeto".

Arpilleras "Después de las olas"
en la Fundació Ateneu Sant Roc
Recordaba que mi buen amigo Ramón Capdevila llevaba algunas semanas en Lesbos "echando una mano" y lo que hiciera falta a las personas que allí se refugiaban y seguían llegando a la costa. Y cuál cafetera encima del fuego cogí mi iphone y empecé a teclear a Fredi en un tono entre enfadada e indignada, tanta tecnología, tanto 2.0 tanto de todo y ¿Tan poca humanidad?, no podíamos permitírnoslo!!!  No tenía ninguna duda, Fredi, médico como yo, debía recordar fragmentos de nuestro muy lejano Juramento hipocrático:
"Recordaré que la medicina no sólo es ciencia, sino también arte, y que la calidez humana, la compasión y la comprensión pueden ser más valiosas que el bisturí del cirujano o el medicamento del químico"
y sabía que lo que estaba ocurriendo no le era indiferente, él como yo vive en la bella y confortable Barcelona, a orillas de un mar Mediterráneo en cuyas aguas muchas personas huyen de du peor pesadilla. Y así, con los sentimientos a flor de piel le propuse a Fredi convocar un encuentro solidario del chapter Health 2.0 Barcelona

Estaba convencida que la comunidad de esalud de Barcelona  querría conocer de primera mano como la salud digital es, hoy y ahora, elemento de apoyo en situaciones de pobreza, conflicto y sobre todo necesidad, mucha necesidad. Buscamos 3 historias, 3 historias "de verdad", contadas por sus protagonistas a partir de sus inquietudes, de sus vivencias y seguramente de su respuesta a la temida pregunta ¿Y yo qué puedo hacer?  Y la magia del 2.0 empezó a caminar: un mensaje directo en twitter, un par de mails, un grupo de whastapp y el encuentro quedó cerrado: 
  • Ehealth al límite: personas conectadas por la vida
  • Martes 20 de diciembre en la Acadèmia de Ciencies Mèdiques i de la Salut de Barcelona
  • 3 historias "de verdad":
    • Mejorando la salud maternal con un móvil: Zero mothers die project. Jordi Serrano.
    • Tecnologia para mejorar la salud en Guinea Bissau. Felix Perales. ONG Silo.
    • Un mes en la isla de Lesbos: 24x7 on call. Ramón Capdevila, pediatra. 
  • 20 euros el ticket para asistir (recaudación íntegra para las tres entidades)
  • Donativos "fila cero" para quien no pueda venir pero "Quiera hacer algo"
No siempre es fácil sentirnos bien con lo que hacemos, no siempre es fácil sentir que hacemos algo y no siempre es fácil pasar de puntillas y mirar hacia otro lado cuando vemos algo que no nos gusta. Por todo ello, y sabiéndome inquieta, pienso que la propuesta no puede dejarnos indiferentes, pienso que va a ser difícil mirar hacia otro lado y más pasar de puntillas sin detenerse en la propuesta. A ver si conseguimos que el 20 de diciembre la sala esté a reventar para escuchas y compartir con Jordi, Félix y Ramón la esalud más solidaria del 2016.

Os esperamos!!!!

lunes, 31 de octubre de 2016

5 recursos para reducir la brecha digital en salud... 2 años después

Por segundo año consecutivo, gracias  a la propuesta que me hizo Montse Antonin el año pasado, tenía 4 horas de clase  con 50 alumnos y alumnas del grado de enfermería de la escuela universitaria Gimbernat. El objetivo era explicarles, con "sentido común y un poco de rabia", como está la esalud catalana. Los días previos, mi buen amigo Fredi, había hecho lo propio con la ehealth española y mundial, por lo que, confiaba en algunos conceptos aprendidos o al menos oídos. 

Mi presentación ya está disponible: "TIC i salut en el context català, seny i rauxa" (en català), pero no era de eso de lo que hoy os quería hablar, hoy tenía ganas de escribir para compartir y debatir la experiencia de probar una metodología, comprobar si funciona y finalmente considerarla para otros menesteres a futuro.

Así, tras explicar el proyecto Juntos contra el aislamiento digital y la metodología de la desconferencia del 4 de noviembre de 2014 en Madrid, me propuse probar el método Phillips 66 para definir los 5 recursos más efectivos para reducir la brecha digital. La propuesta era interesante por varios motivos:
  • Comprobar que a partir de un grupo numeroso (que finalmente lo fue menos pues 10 se me escaparon al ir a buscar tiza a secretaría), crear espontáneamente 2 grupos de 6 y 1 de 7 personas no era en exceso complicado.
  • Que las instrucciones para aplicar Phillips 66 eran simples y sencillas:
    • Formulación de la pregunta a la que hay que dar respuesta.
    • Se divide el grupo en subgrupos de 6 personas cada uno.
    • Cada uno de los componentes del grupo expone su opinión durante un minuto. Hay que elegir a un coordinador o coordinadora por grupo que será quien controle los tiempos.
    • Cada grupo elige una persona como portavoz encargada de anotar, resumir y presentar las opiniones del subgrupo al resto de participantes.
    • Una vez expuesto el resultado de cada grupo, se discuten las conclusiones.
    • La persona portavoz de cada subgrupo se reúne con los otros portavoces para intentar llegar a una propuesta consensuada entre todos.
  • Que podíamos buscar 5 recursos para reducir la brecha digital 2 años después de que lo hicieran los #sherpas20 con un público milennial a puntito de convertirse en profesionales de la salud.
  • Nos iba a permitir experimentar con una dinámica nueva, el Phillips66 y ver si podía ser útil para la segunda desconferencia #sherpas20.
Cuántos retos en tan poco rato, apenas 30 minutos para obtener un resultado que fuera: colaborativo, participativo y horizontal. 

Y dicho y hecho empezamos, coordinador o coordinadora de grupo con cronómetro en mano y portavoz tomando nota. Fin del tiempo, presentación de las 3 soluciones, A, B y C en la pizarra y solución final pactada entre las personas portavoces de los 3 grupos. Resultado impecable: 5 recursos ordenados del 1 al 5 consensuados y todas las personas implicadas convencidas de que cada una de ellas había aportado su granito o su montaña de arena.

Seguro que ahora os preguntareis, y al final ¿Cuál fue el resultado? Pues como ahora se llevan las infografías (y si miráis mi pinterest veréis que soy fan de ellas)  me he atrevido a plasmarlo en la que os incluyo en este blog.
No quiero acabar sin animaros encarecidamente a repetir el ejercicio y a publicar el resultado obtenido para ver si coincidimos u obtenemos resultados diferentes. Personalmente valoro lo que hicimos por el como y el porqué y me tranquiliza, comprobar que alumnos y alumnas de 21 años tienen las cosas más claras de lo que a veces creemos.



Por si os interesa hacer infografías he encontrado el artículo "Cómo conseguir que una infografía valga más que mil palabras" con unos consejos fantásticos.

lunes, 24 de octubre de 2016

Entrevistada!!!

Hace un mes o quizás un poco más pude por fin responder a las preguntas de la entrevista que me había enviado Alicia Moder meses atrás. Como he contado por aquí, el máster acabado en junio me tuvo absorbida y no encontraba el momento de contestar la batería de preguntas que me había enviado.

A decir verdad procastiné de lo lindo, por pereza y por saber que mis respuestas podían suscitar polémica según quién y cuando se leyeran. Bueno, aquí os dejo el resultado que también podéis encontrar en el blog de Alicia. Y ya sabéis, con los comentarios podemos seguir el debate.

1. Mónica, eres una de los grandes pioneros digitales en el sector farmacéutico, ¿qué puntos claves destacarías a tener en cuenta para un laboratorio farmacéutico que esté dando sus primeros pasos de digitalización?

Como bien apuntas la digitalización está presente en todos los departamentos de cualquier organización en estos momentos. Viendo como ha ido evolucionando el entorno digital, hasta me atrevería a hablar de digitalización in y digitalización out, eso sí con muchos puentes entre ambas. Bajo mi punto de vista, la digitalización institucional o corporativa ya no ofrece dudas, hay que ser y estar en Internet, nuestra web corporativa, ahora más que nunca es nuestro campamento base desde el que explorar medios sociales, aplicaciones móviles, entornos de aprendizaje, blogs y todas aquellas herramientas que nos permitan comunicarnos digitalmente.

Al empezar hay que ser cautos en el uso y disfrute de dichas herramientas, ya que, en función de las organizaciones ni todas son necesarias, ni todas son igual de importantes, ni todas requieren la misma dedicación ni los mismos niveles de conversación. Sin duda las áreas de marketing juegan un papel importante en la digitalización de las organizaciones,  ya que, como deberían saber los “marketinianos”, nunca nos fue tan sencillo acercarnos y conocer a nuestros clientes como en la era del 2.0 y otros .0 que van a ir llegando.

2. El empoderamiento del paciente es algo a lo que nos estamos enfrentando y aumenta de forma exponencial, ¿qué papel crees que han de tener un laboratorio farmacéutico en este proceso?

El empoderamiento del paciente gracias al mundo digital es un hecho al que no debemos enfrentarnos, debemos asumirlo, convivir con ello y caminar juntos buscando las mejores opciones para la gestión de nuestra salud. Todos somos y/o seremos pacientes en algún momento de nuestra vida, por lo que, ahora, los pacientes emergentes (jóvenes y niños principalmente), van a reclamar a los diferentes actores de salud, respuestas a sus necesidades, de manera muy diferente a como las pedían sus padres. Hay que asumir que la salud paternalista es ya una manera de hacer del pasado y que estamos de lleno en una medicina participativa.

Y que puede hacer un laboratorio farmacéutico en este panorama? Básicamente normalizar la situación y considerar al paciente como un actor más en salud que, al igual que el resto de colectivos, participará en proyectos mezclados como por ejemplo Juntos contra el aislamiento digital, #sherpas20. Está claro que el modelo para el paciente sin el paciente ya no es posible.

3. Se habla mucho del uso de App en Salud. Es verdad que hay muchas que aportan un valor añadido al paciente, pero otras muchas que se quedan en los Stores. ¿Podrías darnos un listado de recomendaciones claves para plantearnos lanzar una App de salud y tener éxito? ¿Qué KPIs de seguimiento consideras fundamentales monitorizar?

Las aplicaciones móviles de salud, como bien dices, se quedan en los Stores y pocas superan las 500 descargas. Si a eso le sumamos el enorme coste que suponen, en mi experiencia, apps sólo las necesarias. Yo me plantearía lanzar una app si:

Va a ofrecer un servicio muy vertical, es decir, que haga pocas cosas pero muy bien hechas y muy útiles, adelante con la aplicación.
No lanzaría nunca una app si hay una web “responsive” que puede ofrecer el mismo servicio con las mismas garantías de éxito.
Lanzaría una app si da respuesta a una necesidad concreta.
Para lanzar una app, pensaría al menos en qué actualizaciones voy a llevar a cabo para mantener su interés.
Y siempre, siempre, antes de desarrollarla me rodearía de profesionales de la salud que me aportasen experiencia y un análisis crítico de su viabilidad.
En cuanto a KPIs soy bastante sencilla: número de descargas y uso de la app (si es un juego por ejemplo sesiones y tiempo de juego).

4. Ahora una pregunta complicada. Generalmente, desde dirección, se cuestionan mucho las inversiones digitales, ya que no se ve claramente el ROI de las mismas, la eterna pregunta “¿cuánto más voy a vender si lanzamos esta plataforma o esta App etc..?” ¿Qué recomendaciones podrías darnos o cómo has abordado tu estas objeciones?

Las Direcciones siempre buscan el ROI con los parámetros clásicos y ya hace años que dichos parámetros no acaban de encajar en el mundo digital. A menudo funciona bien invertir las letras y hablar del IOR, el conocido Impact Of Relationship. Lo que empieza a ser indudable es que nuestra actividad digital influye y suma en nuestra reputación corporativa. Además, en marketing, hoy en día ya pueden medirse resultados de ROI a veces incluso mejor que en otros entornos. Por todo ello, a la Dirección hay que presentarle el mapa completo, con su ROI clásico si lo hay y con los nuevos parámetros digitales. Y si se puede, hay que facilitar competencias digitales a quien toma las decisiones para que cuando le lleguen las propuestas de su propia organización pueda decidir sin recurrir a asesores que aconsejan, en ocasiones, en sentido opuesto.

5. Por último, una pregunta más subjetiva. El proceso de transformación digital es ya una realidad en la mayor parte de los laboratorios farmacéuticos, se empieza a buscar cada vez más este perfil, sin embargo se tiende a buscar fuera del sector, ¿qué opinas al respecto?

Buscar perfiles digitales no vinculados con el mundo de la salud para liderar la transformación digital en las organizaciones sanitarias no me parece una buena idea si lo hacemos como única opción. Pienso que hoy en día ya no es tan complicado encontrar profesionales del mundo de la salud con suficientes competencias digitales para iniciar un buen proyecto. Los que llegan de otros sectores, a menudo descubren con tristeza que navegar entre la autorregulación de nuestro sector y la legislación vigente no es sencillo y requiere altas dosis de creatividad.

viernes, 21 de octubre de 2016

El placer de recibir mucho más de lo que damos

Que duro escuchar en primera persona, pausadamente, sin sobresaltos, la historia de quien ha vivido en la calle. Que extremadamente sencillo es pasar de una vida "normal" o mejor dicho convencional: casado, con trabajo, mujer e hijos, a vivir sin nada en un banco. Que fácil es perderlo todo, que fácil es reventar los 3 globos que guían nuestras vidas: familia, trabajo y amigos. Así explicaba esta tarde Jordi su historia más reciente. La historia de un hombre que, encadenando un traspiés tras otro, se encontró "de patitas en la calle". Contaba hoy que perdió el trabajo, su mujer lo abandonó, su familia le olvidó y los amigos se esfumaron sin remedio. Así ha empezado Jordi su relato en el acto del 20 aniversario del centro de acogida diurno Folre para personas en situación de sin hogar esta tarde en Badalona. Estábamos en la cripta de la iglesia Sant Josep de Badalona y mientras Jordi hablaba el silencio era absoluto, las caras serias, muy serias y el relato directo al corazón. Nos ha explicado sus 10 largos meses en la calle, durmiendo en la playa, los cajeros y cualquier sitio en el que caía cuando ya no podía más. Y cuando más hundido estaba, un guardia de seguridad le tendió la mano, le dio de comer, le dio de beber, le miró a los ojos... Le ofreció su cariño y su ayuda, dos palabras simples que significan mucho. 
Del guardia de seguridad a los servicios sociales y luego a Càritas, donde ha encontrado personas que lo han acompañado en su proceso de vuelta, en su nuevo camino, en ser "alguien" de nuevo. Y lo ha contado sin que la voz haya temblado, mirando a los ojos de todos los que estábamos en los bancos, con decisión y mucha, mucha valentía.
Puedo aseguraros que el ejercicio de mirarlo directamente a la cara ha sido toda una prueba, como cuesta mirar de frente lo que a menudo ni vemos cuando caminamos a paso ligero por la calle! Y cuando Jordi se reencontró consigo mismo quiso estudiar, y ahora es técnico sociosanitario y quiere seguir, quiere estudiar más! 
Ilusión y esperanza, creo que son las dos palabras que mejor resumen lo que hemos vivido esta tarde.
Ilusión por la vida, ilusión por las personas que te acompañan, ilusión por encontrar una mano a la que aferrarse cuando todo va mal.
Esperanza en las personas, esperanza en quien te ofrece un poco de cariño en tus peores momentos, esperanza por una sociedad comprometida y responsable con aquellos que no tienen nada.

Y sí, ayer me llevé muchísimo más de lo que había podido dar, me llevé en el corazón los ojos de Jordi que sonreían, me llevé una lección de vida.


Puedes añadir el post a tu libreta: