Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

jueves, 28 de agosto de 2014

Noooor, no puedes !!!! ó sí?

Pertenezco al grupo de Whastapp Health 2.0 BCN que agrupa a las personas inquietas del mundo de la salud 2.0 de Barcelona y alrededores. Es un grupo (bastante multitudinario) que tan pronto discute cuestiones "de peso" relacionadas con la salud 2.0, intercambia información de interés, monta una cena "de traje" o comparte fotos de actividades variopintas.
Hace alguna que otra semana, Teresa Bau, periodista especializada salud y responsable de los contenidos en mHealth, nos compartió el artículo "Los tweetchats, la nueva herramienta de la industria farmacéutica para aproximarse a sus públicos" de Alba Sabaté. El texto me llamó la atención, ya que se refería a dos cuestiones que me interesan: los tweetchats y la industria farmacéutica. Me lo leí así como el informe de Patricia Alves y Jaclyn Fonteyne de Boehringer Ingelheim: How pharma Tweetchats can drive healthcare innovation.

Conforme leía me acordé de los tweetchats semanales que llevábamos a cabo en #hcsmeuES y de los 2 realizados desde Wikisanidad#Appsalud y #Cambiacongreso y también recordé dos posts de este blog: TweetUP - TweetDOWN, tú eliges! y TweetChat, como participar y no morir en el intento. No voy a comparar los resultados obtenidos en los ejemplos citados en el artículo de Teresa (#ChatAfib#ChatNSCLC) con nuestros ejemplos nacionales ya que #Cambiacongreso con 405 participantes y más de 5 millones de impactos rompió todas las estadísticas de un tweetchat de salud.

¿En una encrucijada?
Con todo ello ando inquieta, y quiero debatir (con todos los que os animéis a comentar este post, en twitter o como mejor os parezca) las posibilidades de un tweetchat convocado desde un laboratorio farmacéutico en nuestro país. Aquí las farmas están sujetas al Código de buenas prácticas de la industria farmacéutica y a la legislación nacional y autonómica entre otras normas aplicables, lo que supone enormes diferencias con otros países como Estados Unidos por ejemplo (varias veces me habréis oído decir que explicar en castellano los ejemplos USA es un recurso que gusta mucho, aunque luego, su aplicación aquí sea mínima).

Así, dándole vueltas queriendo y sin querer, hay 3 puntos en los que quiero fijarme:
  • Nuestra legislación, códigos y otros no permite a la industria farmacéutica "hablar" de medicamentos de prescripción directamente a población general, ni nos permite facilitar dicha información en espacios digitales abiertos, ni nos autoriza a "hablar" de ningún "tratamiento" con pacientes. Así, si se convoca desde una farma un tweetchat en twitter (espacio ajeno que escapa a nuestro control), cuando alguien "hable de lo que no toque" ¿Qué hay que hacer? ¿Decirle que allí no se habla de medicamentos, ni de tratamientos ni de nada parecido? A quién lo haga sugerirle que cambie de tema o abandone la conversación? Y si a pesar de todo, terceros mencionan sus medicamentos, cómo debe gestionar la farma la situación? 
  • La farma, para "controlar" el espacio podría fijar antes del tweetchat las reglas de juego: prohibido hablar de tratamientos, de marcas comerciales de medicamentos o de principios activos de fármacos. Pero esto sería ir en contra del propio medio, ya que un tweetchat en twitter "abierto" permite y promueve la participación de "cualquiera" que quizás no se leyó las reglas de juego (estamos en el espacio del yo digo lo que quiero cuando quiero y a quien quiero).
  • Si durante el tweetchat apareciesen preguntas sobre tratamientos el laboratorio deberá recomendar una y otra vez que que "ante un problema de salud la opción aconsejada es ir a buscar ayuda profesional" ya que no puede dar consejos ni recomendaciones de tratamiento a pacientes.
Seguro que hay más dudas y claro-oscuros en todo este asunto, seguro que alguno encontrará alguna pega más y seguro que con el tiempo iremos definiendo lo que sí y lo que no puede hacer una farma en twitter con sus medicamentos, pero de momento, y para que nadie se haga daño, quizás lo más sensato, es ajustarse a lo que marca la legislación y códigos vigentes, guste o no guste, nos lo creamos o no nos lo creamos.

Lo que sí puede y debe hacer la industria farmacéutica es ser parte activa en la conversación de salud 2.0 que se genere en España y creerse (los que en ellas trabajan básicamente) que los "espacios sociales" son sin duda una de las mejores herramientas disponibles hoy en día para acercarnos y comunicarnos los unos con los otros. Y vosotros, ¿Cómo lo véis?

sábado, 12 de julio de 2014

¿Quién aprende? ¿Quién enseña?

Llevo más de 15 años dedicada al campo de Internet y salud por lo que puedo asegurar que las he visto de todos los colores. En todo este tiempo he pasado de programar a golpe de código html a pensar como aplicar los medios sociales a la salud y ahora ando entretenida en como mejorar procesos, actividades y eventos ayudada de la tan dicha y redicha gamificación.
Lo que sí puedo decir es que son años, muchos años en este "mundillo" haciendo aquello de "qui dia passa, any empeny" (algo así como "día que pasas, año que empujas") adaptándome constantemente a los nuevos servicios, herramientas y muchas veces las personas que han ido subiéndose a la Red. Ha sido y es un viaje emocionante y apasionante ya que nunca sabes lo que te vas a encontrar a la vuelta de la esquina, que si aparecen los primeros CMS's (gestores de contenidos), que ya podemos hacer encuestas, que desembarcan herramientas 2.0 y redes sociales,  que toca gamificar y en breve (también puedo equivocarme) a ponerse wearables si no queremos quedarnos fuera de la "ola". Os diré que para mí todo me parece muy normal ya que "siempre ha pasado" (que no es lo mismo que siempre se ha hecho así y a mí me la pela) en la Red y alrededores por los que los veteranos estamos muy acostumbrados y con cierta adicción al cambio constante. Lo mejor de todo esto, y algunas veces lo hemos dicho por la blogosfera sanitaria y alrededores, no es el destino final sinó el camino que recorres y sobretodo la gente con la que te tropiezas.
Víctor con las ok glass: mucho dinero en mi cara, dijo!
Hace 4 semanas empecé a trabajar con Víctor, "mi coworker" (eufemismo de becario que dice él) en comunicación, bueno eso creía él pues está descubriendo que además tocamos e-business, responsabilidad social corporativa, imagen corporativa y en definitiva, lo que haga falta que ya son muchos años sirviendo para un roto y un descosido. Víctor es estudiante de periodismo, el próximo curso se graduará y será periodista, esa profesión hoy maltrecha y que ha de reinventarse según dicen todos. Mientras se ha subido a mi montaña rusa con ilusión, ganas y mucha fuerza. Se ha adaptado de manera impecable a las personas y a la Organización y me hace sonreír cuando varias veces por semana se me acerca y me dice: no entiendo porqué.... Y ese no entiendo, yo creo, que te parece... me gusta, me reta, me obliga a dar lo mejor de mí y a enseñarle que en la Empresa lo aprendido en la Facultad es un sí pero no, que a veces, tras un no se esconde un vuelve a intentarlo y que en comunicación una sonrisa y un déjame probar te abren, al menos, una puerta.

#mojitopartyrrhh
Sí, me leéis contenta, vuelvo a estar acompañada (Montse sabe que la echaba y la sigo echando mucho en falta) en este apasionante viaje de la comunicación y el e-business, vuelvo a compartir dudas, inquietudes y propuestas con alguien joven, muy joven pero llenito hasta arriba de entusiasmo por lo que sin duda quiere que sea su profesión. A veces pienso que estoy en un proceso de aprendizaje renovado al que hacía tiempo que no me acercaba.

El otro día me dijeron que tomarse un mojito con desconocidos analógicos y algún conocido virtual en una terraza, una tarde de verano, era fresh networking, hoy afirmo que trabajar codo con codo con un jovenzuelo serio, entusiasta y muy cumplidor es fresh working together!!!

miércoles, 25 de junio de 2014

Crecen, crecen mis chiquitines!

Los hijos crecen, mucho más rápido de lo que imaginamos, con el primer retoño el tiempo se encoge. Con el segundo, y supongo que con todos los que vengan por detrás, el tiempo se acelera irremediablemente y los días corren para ver pasar los años como un suspiro. Así, cuando empezamos a repetir el "parece que fue ayer que... salieron sus primeros dientes, empezó a caminar, fue a la guardería, acudimos a sus primeros festivales y tantos otros momentos imborrables, quiere decir que nuestros príncipes y princesas han empezado a hacerse mayores. Pero cuando además empiezas a sumar cumpleaños y ves los ansiados 18 a la vuelta de la esquina, empiezas a poner hora de regreso y tienes que negociarlo todo, definitivamente el tiempo ha volado. Deciros que me alegra enormemente ver a mi linda mujercita de casi 17 años plantándole cara a la vida (aunque cuando me acompaña me delata como mamá de cierta edad) pero me cuesta bastante (a veces mucho) admitir que mi "niña", aquella a la que acurrucaba no hace tanto, esa ya no volverá. 

Hoy me coinciden dos hechos curiosos, por un lado, mi amiga Amalia me pidió que la acompañase en una de las presentaciones de su libro Diario de una mamá pediatra, petición a la que enseguida respondí contenta e ilusionada. Me estoy leyendo el libro y con él he revivido y disfrutado momentos de mis niñ@s que se habían quedado en el baúl de los recuerdos. Espero que el próximo 1 de julio a las 19h en Barcelona (Alibri Llibreria en la calle Balmes 26)  nos acompañen buenos amigos para conversar con Amalia sobre el apasionante viaje de ser madres y padres. 


Por otro lado, Marina, mi bachiller, ha empezado su trabajo de investigación. Está ilusionada redactando marcos teóricos, metodologías, leyendo bibliografía y pensando en como conseguir voluntarios para su estudio. El trabajo que se ha propuesto hacer con una compañera lo ha bautizado DIAMOVE: diabetes y deporte. Han decidido analizar como responden a la actividad física hombres de 18 a 30 años diabéticos y no diabéticos por lo que necesitan reclutar voluntarios que quieran realizar un par de pruebas físicas. Sí, parece todo previsto y programado con una ecuación perfecta:
Madre médico y bastante 2.0 + Padre licenciado en educación física dedicado a la investigación = bachiller embarcada en un trabajo de investigación en salud y deporte  

http://diamove.blogspot.com
Y ahora la ayudita: si vosotros o algún amigo cumple los requisitos y quiere ser sujeto del estudio de estas dos mujercitas, tenéis todos los detalles en el blog que se han montado a tal efecto http://diamove.blogspot.com

Necesitamos voluntarios rapidito, las pruebas quieren hacerlas durante la segunda semana de julio, así  que la difusión será bien recibida.


Y sí, los niños crecen, crecen y todos lo hacen. A disfrutar de ellos y a seguir asombrándonos de lo que aprenden, intentan y consiguen !!! 

"Lo que cambiará tu vida no será saber más, 
sino las decisiones que tomes y las actitudes que emprendas"
Anthony Robbins

lunes, 9 de junio de 2014

Serious games, mucho de serios poco de juegos :)

Estas últimas semanas han sido de cierto movimiento en cuanto a jornadas, clases, ponencias, moderación de mesas y etc. Entre tanto voy, vengo, preparo, expongo, seguro que parezco un poco locuela por las redes, el blog anda medio abandonado y, sin darnos cuenta nos hemos plantado en un mes de junio que parece no tener intención de reducir la velocidad. Hoy me he sentado ante la pantalla diciéndome insistentemente: escribe, escribe, ya va siendo hora de acercarse por Miraquebé.
Con Carlos, un viejo gran amigo
Me gustaría sobrevolar con vosotros el primer congreso de Juegos de Salud que se celebró en Madrid el pasado 28 de mayo. Desde entonces me repiquetean en la cabeza algunas reflexiones que hoy quiero compartir por aquí. Lo primero y primerísimo felicitar a Carlos, alma mater del congreso que puso mucha ilusión, muchísimo esfuerzo y un toque de innovación en formas y maneras que me gustó y entusiasmó. Fué un día intensísimo y larguísimo, en el que aprendí, me reencontré con viejos amigos, presencialicé a otros cuantos y "generé nuevas conexiones". Con ganas ya del segundo congreso, hay tres cuestiones que me han estado dando vueltas en la cabeza: 
  • No me van los ponentes que dedican su exposición sólo a "su libro". Es verdad que cada vez más, nos gusta conocer experiencias en primera persona pero, creo yo, que con cierto orden y concierto. Confieso que cuando a mí me toca explicar algo, me supone un tremendo esfuerzo el estudio y la búsqueda de referencias para ubicar "mi libro" alineado con lo que se ha publicado, lo que es tendencia y nuestro entorno más cercano. Me gusta conocer los porqués de las cosas, si "el libro" del ponente por ejemplo, quiere dar respuesta a una necesidad detectada o bien ha sido fruto de las tendencias en voga o si ha habido datos que nos han llevado a ello. Vamos, que hablar en exclusiva de tu tema creo que aporta menos de lo que la audiencia espera
  • Los ponentes son ponentes porqué un comité científico, el organizador de la jornada o quien decida han considerado que "aportan y transmiten" a la audiencia experiencia y conocimiento. Lo que cuentan ha de interesar, ha de ser novedoso, ha de poderse reproducir y digo yo, que si es posible, mejorarse. Me duele profundamente pensar que pudiera no ser así. Quiero pensar que todos tenemos muy clara la diferencia entre información/formación y publicidad. No creo y me enfada la ecuación: si yo pago tengo derecho a una ponencia. Si es una exposición comercial, circo de pulgas o como queramos llamarle adelante pero, por favor no mezclemos sin avisar. 
  • Y era un congreso de juegos, no? Comprobé, y me atrevería a decir que no fuí la única, que algunos ponentes y/o concursantes no acabaron de entender el concepto gamificación. Me desinfló bastante ver que la audiencia "de carne y hueso" y virtual pocas o ningunas ganas de jugar tenía. Costó lo indecible que Luís Fernandez Luque pudiera enseñar lo mucho que le gustaba jugar a PepaBall, nuestro concurso de selfies #retojuegosdesalud tuvo una participación más bien reducida (y mira que había tazas y camisetas en juego) y los asistentes estuvieron perfectamente sentaditos como mandan los cánones de los congresos. Sí, ya sé, soy muy exigente como me dice Carlos, nadie nos ha enseñado a hacer las cosas diferentes y a todos no les resulta igual de fácil. 
Los ganadores de #retojuegosdesalud con sus tazas

Os dejo la videoentrevista que me hicieron en el congreso:


La presentación On your marks! Jugar para mejorar que preparé:


El resto del material generado está en la web del Congreso: 
Pues, venga, a pensar en el segundo congreso que el tiempo vuela!!! Sólo una cosa más Carlos, intentemos acabar antes y por la tarde-noche podemos dedicarnos a jugar, te parece???

NOTA: tablero de gamification y alrededores en Pinterest pulsando aquí

lunes, 12 de mayo de 2014

Amig@s enfermer@s #happytobeanurse

Esto del 2.0 por muy virtual que parezca, en el fondo es lo más carne y hueso que os podéis imaginar. Empezamos tweet va tweet viene, comentamos un blog, y luego otro, y luego el de más allá. Nos morimos de ganas de encontrarnos en cualquier sarao de salud 2.0 que se precie, nos viene bien una jornada, un taller, un congreso y hasta una desconferencia. Vamos, que de la pantalla a la piel el trecho es más corto de lo que parece.

Ahora, ya son años de dospuntocerismo, medios sociales y actitud CO para afirmar que en este mundo hay muy buena gente. Gente, que en días pachuchos, complicados, intensos e incluso en los que te has enfadado mucho, mucho están con los dedos en las teclas dispuestos a sacarte una sonrisa. Y entre ellos, en un lugar destacado por cantidad pero sobretodo por calidad están las ENFERMERAS (sí, no me he equivocado enfermeras hombres y mujeres, como les gusta a ellos llamarse!) l@s que cuando nos ponemos malit@s nos cuidan con cariño y esmero. Y así, como soy una metomentodo, he pillado una conversación entre Andoni Carrión y Miguel Angel Mañez pidiendo un pase VIP del videoclip #happytobeanurse y la menda no ha podido resistirse: yo también quiero!!!
Así, con cariño y admiración os dejo este supervideoclip enfermero que es la monda, así pues preparar vuestra mejor sonrisa :) 

Puedes añadir el post a tu libreta: