Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

lunes, 17 de octubre de 2011

Mueve el esqueleto

No sé si lo leí o lo escuché, lo que sé es que me gustó y me lo metí en el bolso: cuando publicas información/contenidos en la Red, justo en ese momento ya dejan de ser tuyos y pasan a ser de la Comunidad. Parece obvio, igual ocurre con los artículos de un diario o las páginas de un libro, los lectores, los consumen, se apropian de las palabras y si les apetece las volverán a usar.

A la carrera !!!
En la Red debería parecernos obvio y normal que nuestras aportaciones se muevan de un sitio para otro y como dice mi amigo Dídac se remezclen constantemente, se transformen e incluso se conviertan en nuevos contenidos gracias a las "manitas" de otr@s. Ahora decorar un precioso escaparate en la Red, con grandes equipos humanos y tecnológicos detrás que gestan sitios web de ensueño encerrados tras preciosas puertas doradas, quizás, ya no sea el camino correcto.

Quedaron atrás los años en que los usuarios se conectaban a Internet y se paseaban por la Red como se pasea uno un domingo por la mañana por el parque, nos acercamos al periódico, chafardeamos la web de la empresa Z o miramos si publicaron algo nuevo en el sitio web de lo que sea. Luego nos Googlelizamos y lo buscábamos todo en la cajita "que nos invitaba a incluir nuestros términos de búsqueda", lo que allí no aparecía no existía, ésa era la tiranía de Google y nadie se preguntaba si había más allá . Y ahora, años después, tras el boom del 2.0 vivimos a caballo entre nuestros "abultados" lectores de feeds y las recomendaciones que nos hacen nuestros referentes.


Lo que parece quedar claro, es que nuestra audiencia, la de nuestro blog, la de nuestra web, o la del sitio que sea ya no viene a buscarnos "a casa", somos nosotros los que, con los contenidos bajo el brazo nos acercaremos a los potenciales consumidores para ofrecérselos. Y a partir de entonces, lo que nos gusta y nos enriquece (sí, no disimulemos, nos gusta y mucho) es ver como el grupo integra "nuestro trabajo" en su vida digital: nos hacen un post, incluyen nuestro feed en su blog, nos tuitean, nos piden colaborar en otros blogs, aparecemos en presentaciones... y sonreímos de oreja a oreja felices viendo la repercusión de tu esfuerzo.

Esa facilidad de multiacceso a los contenidos los convierte en contagiosos y vuelan de un sitio para otro por los infinitos caminos de Internet. Por ello, sin querer ser dogmática ni una gurusa en todo esto de las herramientas, creo que tras un tiempo de escucha y observación he conseguido elaborar (según mi criterio personal) mi lista de "sitios imperdibles" donde publicar para que el grupo consuma, reutilice y si lo cree oportuno mejore:
Con independencia de las herramientas hoy disponibles, lo que sí que podemos decidir es el tipo de presencia que queremos en la Red (a nivel personal y a nivel profesional): vivir cómodamente en bellas jaulas de oro o bien cargar la mochila a la espalda y caminar en grupo intentando llegar siempre más lejos.

Y para que l@s que ya estamos y para otr@s much@s que aún no han aterrizado por aquí, desde hace más de un año, todo lo que voy encontrando relacionado con salud 2.0 lo voy guardando con  cariño en wikisanidad

Hagamos todos un esfuerzo por perder el miedo a no tener el control, por perder el miedo a la exposicion, por perder el miedo a las opiniones y a partir de ahí disfrutar con este entorno que siempre nos sorprenderá con algo nuevo. Y no olvidemos guardar nuestra memoria, nuestra "chicha" en casa (web) o en nuestro apartamento (blog).

Me reía yo sola escribiendo el post, recordando la canción Bailando de Alaska y los Pegamoides (allá por el 1982) que curiosamente refleja el sentir 2.0 (o te mueves o te mueven) mejor de lo que nos podíamos imaginar, os dejo el estribillo y el vídeo:


Muevo la pierna, muevo el pié,
muevo la tibia y el peroné;
muevo la cabeza, muevo el esternón
muevo la cadera siempre que tengo ocasión.

Tengo los huesos desencajados,
el fémur tengo muy dislocado;
tengo el cuerpo muy mal,
pero una gran vida social.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir el post a tu libreta: