Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

lunes, 7 de enero de 2013

Para chuparse los dedos!!! (O eso dijeron)

Ayer era día de Reyes, de los Reyes Magos, los que desde pequeños nos obligan a irnos a la cama la noche anterior "pronto" y apretar los ojos fuerte, fuerte para no verlos y no romper uno de los misterios mejor guardados de nuestra infancia y quizás el primer gran desengaño. Ayer, fue uno de esos días en los que se hace realidad lo de "la alegría de tener niños en casa" y también la alegría de reunir a todo un ramillete de edades desde los 85 a los 6 en torno a la misma mesa. Tras las carreras consumistas de los días previos, en casa quedaba la guinda del pastel, nuestro reto gastronómio anual: organizar la comida para 19 personas. Desde que nació Pol, con la excusa de tener en casa al pequeño de la familia, la comida de Reyes se ha convertido en la gran cita (la más multitudinaria) de las fiestas navideñas de nuestras familias, tanto es así que viene familia desde Italia para la macroreunión convocada.

Mesa para 19 comensales , con menú personalizado incluido
Por suerte Xavi, Marina y yo formamos un buen equipo, llevamos bastante tiempo juntos y conocemos nuestras fortalezas y debilidades. Con Xavi, las semanas previas, nos pateamos la Red, amigos cocinitas, compañeros del trabajo y dependientas del mercado, entre otras fuentes de conocimiento, a la búsqueda de recetas: fáciles o muy fáciles, originales, y que no las hayamos hecho nunca. Sí, lo sé somos unos atrevidos, así sin probar, sin ser artistas de los fogones (sumarle que además a mí no me gustan) y dando como única alternativa, si la cosa sale mal, una excursión al McDonalds. También debemos idear la manera de encajar la supermesa en nuestro comedor (que si alargada, que si en T, que si en U, que si dos turnos, que si alguno come en la terraza...), así Xavi armado con metro lapiz y papel cada año, a pesar de sumar comensales, consigue que tod@s compartan la misma mesa al mismo tiempo.
Uy, que me estoy embalando y más de uno pensará que se ha equivocado de blog!!! No, no, éste sigue siendo Miraquebé, el que inicié para reflexionar sobre salud 2.0, industria farmacéutica y cosas parecidas hará pronto 2 años; pero hoy, respondiendo a algunas peticiones de la Red, y contenta por el éxito conseguido, he decidido hacer un post al estilo de los blogs de cocina (que los hay de superbuenos) y dejaros aquí receta y foto de la hazaña de ayer. Pues, allá va el resultado:

Ensalada de brotes tiernos con jamón de pato y salsa de mango con pistachos: la receta en esta ocasión la saqué del blog Gastronomía y cía. La seguimos al pié de la letra y la ensalada resultante equilibra a la perfección el dulce y el salado, además es un entrante ligero que cierra a la perfección todos los excesos gastronómicos de las fiestas. 

El contraste dulce-salado de la ensalada lo mejor

Rollitos de muslos de pollo rellenos acompañados de champiñones salteados
y "aligot": la receta original es de Mis recetas, espacio que dispone de una útil app para buscar y rebuscar entre las miles de ideas culinarias que te propone. Cuando nos decidimos por los rollitos, nuestra amiga "la pollera" propuso innovar en el relleno añadiendo piñones al jamón y queso de la receta original para luego, además, incorporar pasas a propuesta de Xavi. Los champiñones acompañaron perfectamente y el toque francés del puré tipo aligot dieron como resultado un plato que mereció la ovación de los comensales. 

Los pasos previos de los rollitos los podéis ver aquí 
Como el postre y el roscón no fueron de elaboración propia no los incluyo, ni tampoco turrones, neules (barquillos), carquiñolis y otros nmil dulces. 
Así, con estos manjares cerramos el capítulo desenfreno alimenticio y nos proponemos (como cada año por estas fechas) alimentación sana y equilibrada con dosis de ejercicio físico, mínimo hasta Semana Santa que llega el buen tiempo y toca destaparse.

2 comentarios:

  1. lujazo de platos! y lujazo de cocineros!!!!!

    Y que comieron las tortugas? :)
    petons

    ResponderEliminar
  2. Quina gana m'ha entrat llegint aquest post a aquestes hores! M'has fet recordar que cada any et plantejaves el dinar de Nadal com un repte. Allò que més m'agrada és que no us heu conformat mai amb el mateix plantejament, innoveu any rere any! I que a més, utilitzes tot tipus de recursos, presencials i virtuals, perquè els convidats surtin més que satisfets. Enhorabona! (prenc nota)

    ResponderEliminar

Puedes añadir el post a tu libreta: