Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

domingo, 19 de enero de 2014

Comparte, comprende, genera confianza

Espectacular Bonaigua
Llevaba días buscando momento para escribir, y a decir verdad, este 2014 ha empezado pegando fuerte. Desconecté más o menos deslizándome por las pistas nevadas de Baqueira pero desde mi reincorporación al trabajo, es como si las horas se encogieran, cada una que pasa pierde minutos para la siguiente, será el efecto del tiempo menguante?.
Y así, entre una cosa y otra, los días pasan y nada, que no echo un post. Como no quiero excusarme más, he pensado que podía compartir por aquí  la entrevista que en noviembre de 2013 me hicieron en el blog "La eSalud que queremos".
Y ya sabéis, a vuestra disposición los comentarios para discrepar, debatir y entre todos aprender. 

¿Quién tiene más peso entre los actores de la eSalud española, los médicos o los pacientes?

No creo que sea una cuestión de peso, más bien es cuestión de cantidad y calidad de participación. En España, creo yo, todavía estamos cortos de profesionales de la salud que hayan entendido el cambio de la medicina paternalista a la medicina participativa. Éste es uno de los principales frenos para que la salud 2.0 evolucione a buen ritmo. Algunos pacientes demandan un papel más activo en la gestión de su salud en compañía de los profesionales que los atienden, y a menudo, éstos no están preparados para asumir este cambio. Así, nos encontramos en un momento de desequilibrio entre la demanda de algunos pacientes y la oferta de algunos profesionales.

¿Crees que la eSalud española tiene muchos puntos débiles? ¿Podrías citar algunos?

La eSalud española está creciendo y evolucionando, la irrupción ha sido masiva y acelerada en los últimos dos-tres años lo que ha provocado desestabilizaciones importantes. Por un lado, los profesionales de la salud que gracias a los medios sociales han visto una oportunidad de mejora en la atención sanitaria, se han aventurado con iniciativas individuales más o menos exitosas; por otro lado, algunas entidades de salud (hospitales, laboratorios farmacéuticos, aseguradoras, etc.) han ido incorporando servicios 2.0 que mejoran la relación con sus usuarios. Finalmente la Administración, con un ritmo lento y desigual en la elaboración de un plan de acción, ha provocado situaciones de “desamparo” profesional y falta de respuesta a pacientes “inquietos”. Quizás, ahora que empieza ha llegado el momento de unir esfuerzos y empezar a pensar en proyectos compartidos.

Más de 6 años trabajando en un proyecto de 2.0 en una farmacéutica ¿Que es lo que más te ha sorprendido durante este periodo?

Incorporar un proyecto 2.0 en un laboratorio farmacéutico no ha sido tarea fácil, ha supuesto cambiar la manera de acercarse a determinados grupos de interés y pasar de patrocinar a participar en este espacio compartido que son los medios sociales. En este tiempo me ha sorprendido muy positivamente la buena acogida de profesionales, entidades, Administración, pacientes, periodistas, etc. que valoran y reconocen la transparencia y la aportación de contenidos, opinión y esfuerzo. También me ha sorprendido en negativo el largo tiempo transcurrido para que las empresas farmacéuticas hayan decidido iniciar el camino 2.0. Además, me entristece ver que, cuando lo han hecho, no todas han comprendido como funciona este nuevo espacio de relación y a menudo, subcontratan el 2.0 como si fuera una acción de marqueting más. Muchas todavía no comprenden que el 2.0 es la esencia de tu Empresa, es su manera de ser y hacer y eso, no lo puede “contar” una agencia o el último becario llegado a la Empresa.

¿Cuál debe ser la función de una farmacéutica en una red social?

Las farmacéuticas en las redes sociales no deben actuar de manera diferente a como lo hacen en la sociedad. Los medios sociales las humanizan y les permiten acercarse a profesionales, pacientes, usuarios y entidades como nunca antes lo habían hecho. Este acercamiento va a permitirles detectar necesidades, facilitar información de salud confiable y ofrecer un trato personalizado a sus audiencias

Con tu experiencia contrastada trabajando en una farmacéutica. ¿Por qué crees que todavía al usuario -y no al profesional sanitario- le cuesta dirigirse a ella por redes sociales como si lo hace con una compañía aérea, por ejemplo? ¿Las ve poco cercanas?

No creo que sea un problema sólo de cercanía sino también de hábitos. Sí que es cierto que muchas farmacéuticas están haciendo sólo un uso emisor de información en los medios sociales y participan poco o nada de la conversación. Así, la falta de costumbre de los pacientes unida a la poca disposición conversadora de las farmacéuticas hace que los medios sociales no sean todavía una vía habitual de comunicación entre ambos. De  todos modos, estoy convencida de que con la madurez de los usuarios, las marcas y las empresas, será cada vez más habitual utilizar estos medios para comunicarnos de manera rápida y directa los unos con los otros. Y no perdamos de vista que no todo es social, este es un medio más pero otros, quizás más privados para cuestiones de salud, siguen vigentes y disponibles siempre que cumplan con la legislación vigente.

En algunos ámbitos de la salud se escucha la palabra '2.0' y provoca incredulidad ¿Qué opinión te merece? ¿Por qué crees que pasa eso?

Hace tiempo que creo que el 2.0 no es café para todos, es una mezcla de actitud y gestión del cambio que a todos nos afecta pero que no todos aceptamos por igual. Considero que ahora todavía podemos decidir de manera individual dónde, cuándo y cómo vamos a usarlo pero conforme pase el tiempo, a nivel profesional, pocos van a poder quedarse fuera de esta “ola”. La incredulidad que comentáis, puede ser fruto del desconocimiento y la falta de formación, cuestiones que estoy segura serán superadas en breve con la incorporación masiva del 2.0 a la salud.

¿Me puedes dar un diagnóstico de la blogosfera sanitaria nacional?

Soy de la opinión que la blogosfera sanitaria nacional goza de buena salud, en Wikisanidad tenemos recopilados más de 400 blogs de salud y cada semana incorporamos blogs nuevos. Sí que es verdad, que ser bloguero es una carrera de fondo y mantener un blog de manera completamente altruista supone una dedicación y esfuerzo a los que no todo el mundo está dispuesto. El pulso a la blogosfera lo tomamos cuando aparecen iniciativas colaborativas (como Mírame diferénciate o mi vida sin tí) y con el Carnaval de la Salud, movimiento que promueve el debate y la reflexión, alcanzando en su edición de septiembre de 2013, 59 artículos sobre marca personal y marca profesional. En definitiva, sí, la blogosfera sanitaria está viva y se mueve.

¿Crees que hay las suficientes iniciativas para pacientes en la Red acorde con la nueva demanda existente?

Tenemos la costumbre de fijarnos y deslumbrarnos con lo que se hace fuera y frecuentemente olvidamos mirar “hacia adentro”. Empiezan a haber buenas iniciativas de redes de pacientes como Somospacientes, Redpacientes o Personasque, por ejemplo. Además, bastantes asociaciones de pacientes usan los medios sociales para difundir sus actividades y experiencias como la escuela de pacientes de la escuela de salud pública andaluza son ya una realidad. Quizás, a nivel individual todavía muchos pacientes siguen buscando signos y síntomas en Google sin saber que es posible compartir inquietudes y dudas con otras personas en la misma situación, gracias a Internet y los medios sociales.

El paciente en Internet, ¿se empodera y se forma solo o necesitaría una guía o asesoramiento de un profesional sanitario?

Los pacientes navegan por la Red buscando respuestas, consuelo y a veces, compañía. Una de las principales barreras para el uso e implantación de los medios sociales en salud es la fiabilidad de los contenidos. Así, el asesoramiento de profesionales de la salud, ya sea prescribiendo enlaces, comunidades, listas de Twitter o los recursos que considere necesarios para sus pacientes es una buena opción para facilitar la participación activa de los pacientes en este entorno.

¿Te atreverías a definirme lo que es para ti un médico 2.0?

Un médico 2.0 es el que se sienta al lado de su paciente y juntos revisan el proceso patológico que “tienen entre manos”. Los médicos 2.0 entienden la atención al paciente desde un punto de vista pluridiscipinar y le facilitan otras fuentes de información, otras vías de comunicación y nuevas maneras de hacer las cosas. El médico 2.0 es el que comparte, comprende y genera confianza.

2 comentarios:

  1. Hay un concepto muy poderoso, la confianza. Tu crees que usar herramientas 2.0 aumenta la confianza en el profesional? O es algo que debe venir de antes?

    :)

    ResponderEliminar

Puedes añadir el post a tu libreta: