Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

lunes, 22 de febrero de 2016

Como arruinar tu presentación o hacerla inolvidable

Tenía este post a medias desde que fuí a Madrid a la primera jornada de la Asociación de Salud Digital: Tomando el pulso a la salud digital que tuvo lugar el 27 de enero. Fuí con ganas, hacía tiempo que no asistía a jornadas o encuentros de eSalud y me apetecía reencontrarme con amigos y amigas del mundillo digital (gracias Mar por escaparnos luego a ver Embarazados!!), desvirtualizar a otros y escuchar a ponentes anunciados a bombo y platillo.

Fuí sorprendida por el entorno elegido, la Fundación Ramón Areces, que conserva uno de aquellos auditorios con moqueta en suelo y paredes presidido por una tarima que supera el metro de altura y exhibe una enoooooooorme mesa, y mira que a mí me van espacios más estilo garaje, espacio compartido sin tarima, sin mesa y cerquita de los oyentes, vamos un estilo más #sherpas20!

Y empezaron las ponencias, y los ponentes fueron parapetados detrás de un enorme atril desde el que señalaban  a diestro y siniestro powerpoints que a lo largo de la mañna me inspiraron para escribir los puntos fundamentales a tener en cuenta para arruinar cualquier presentación. Así, aunque sea semanas después, quería compartir con vosotros esos consejos mágicos para conseguir presentaciones nefastas:
  • Si para tu exposición te encuentras con un atril para exponer ancláte a él como si no hubiera un mañana, ni se te ocurra acercarte a los asistentes no vaya a ser que sean violentos y ataquen.
  • Antes de empezar tu exposición advierte que tu ponencia va a ser aburrida, que va a ser un rollo. Si ya dudaban escucharte o entretenerse con sus juguetes digitales, les has ayudado a tomar la decisión, optarán por lo segundo.
  • No cambies las diapositivas, usa siempre las mismas y tanto chistes como anécdotas, siempre los mismos y en el mismo punto año, tras año. Si tienes suerte, los asistentes no dan contigo dos veces, no miran vídeos, no tienen amigos que ya te han escuchado y ni se darán cuenta de la enésima repetición de tu exposición. 
  • Si buscaste bibliografía y referencias para dar sentido a tu presentación, la mejor manera de ponerlas en valor es recomendándolas para cuando el público tenga insomnio.
  • Todo el espacio disponible en una diapositiva es tuyo, totalmente tuyo, por lo que puedes llenarla con datos y más datos con el tamaño de fuente más pequeño que se te ocurra. Es un magnífico recurso para que el patio de butacas vuelva a sus dispositivos móviles a jugar (no a tuitear) o eche una cabezadita. 
  • Y si lo que buscas es una siesta en las mejores condiciones,  sobretodo no cambies tu tono de voz, que sea monocorde, sin altos ni bajos y que no se te escape ni una sonrisa, ésa es la mejor manera para que la siesta transcurra de la mejor manera posible.
  • Y la guinda del pastel de tu presentación es la cita final, tras una larga o larguísima presentación en castellano, el fin ha de ser una cita en inglés, eso sí que da un toque fashion a tu intervención!
Y tras esa inolvidable experiencia, a la vuelta a Barcelona, me encontré inmersa en mi máster de comunicación con un par de horas sobre presentaciones creativas de la mano de Ariel Guersenzvaig. Me gustó la sesión ya que supo ir un poco más allá de las típicas clases de buenos consejos para aprender a hablar en público y como hacer un buen powerpoint, y tomé notas. Lo que más me llamó la atención por escueto y real como la vida misma es que "presentamos para persuadir", sí, es cierto, cuando nos plantamos delante de un grupo de gente a contarles algo, queremos cambiar, influenciar para que adopten nuestro punto de vista. Pero además presentamos para convencer y para conectar. También nos soltó una perla como que la lógica no alcanza, es decir la lógica no llega, no persuade y que en el ejercicio persuasivo juegan factores como el carácter del que habla y el estado emocional del que escucha. 
En cuanto al relato, no olvidemos que buscamos contar historias que han de ir más allá de lo abstracto, hay que ofrecer puntos de anclaje a nuestra audiencia como son por ejemplo frases del tipo: grande como un elefante, azul como el mar, etc. 
Y nuestra idea, la que queramos transmitir, compartir ha de ser lo más pegadiza posible, sticky como dicen los anglosajones y cumplir con la regla SUCCES:

          • Simple
          • Unexpected
          • Concrete
          • Credibility
          • Emotion
          • Stories
Pues ya lo sabes, si quieres persuadir y ganarte a la audiencia evita los puntos calientes para arruinar tu presentación y busca ideas pegadizas para ser inolvidable.

Si tienes algún otro truquillo que quieras compartir, los comentarios son para tí!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes añadir el post a tu libreta: