Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

viernes, 25 de mayo de 2012

Futuras promesas

Imponente entrada a la Facultad de Medicina
El viernes pasado me levantaba entre contenta e intrigada por la clase que debía impartir aquel día en la Facultad de Medicina de la UB.
Meses atrás, sostenía yo el auricular mientras  Ferran Sabaté, responsable de la asignatura optativa "Comunicació metge-societat", me proponía impartir una sesión para estudiantes de 3º de medicina en la que mostrarles el puzle social de la Red en salud cada vez más extenso y complejo. 
Nos encontramos una vez en la Facultad del Clínic y debatimos sobre el enfoque y los mensajes que íbamos a transmitir a las futuras promesas de la medicina, los médicos que nos tratarán mañana.  
Así, con todo ello en la cabeza, nerviosísima, esperaba ante la puerta del aula recordando sonriente mis días de estudiante de medicina. Recorrí curiosa las vitrinas con información de las distintas asignaturas, notas de exámenes, calendarios de prácticas, etc. y volé por unos instantes a la unidad docente del Hospital del Mar, mi hospital estudiantil.
Iban entrando los alumnos en pequeños grupos y sistemáticamente fueron ocupando los pupitres a partir de la fila 6. Sensación extraña: 20 alumn@s (18 chicas y 2 chicos) con sus smartphones y algún que otro portátil a más de 8 metros de mí, uf, uf 
En mi barriga las mariposas revoloteaban con fuerza y me sentía incómoda con los estudiantes a una "gran distancia de seguridad" ¿Qué podía hacer? Tras la presentación les expuse claramente la situación:  o ellos bajaban o yo subía. 
Se acercaron recelosos, eludiendo mi mirada pero echando chispas de curiosidad. Eran usuari@s avanzados en tecnología, 18 con presencia en facebook17 con conexión de datos en su smartphone para textear un Whatsapp a sus amigos a la primera necesidad de "contacto comunicativo".

Y con tan buenas competencias digitales, cuando abrimos el debate, sorprendida me quedé con sus reflexiones y opiniones:
  • Facebook, twitter, whatsapp y cualquier medio social decían usarlos exclusivamente para temas personales y no veían necesidad de usarlos profesionalmente.
  • La salud 2.0 la vieron como experiencia pionera, muy interesante, pero manifestaron que su aplicación les suponía alto riesgo de desarrollar una doble jornada laboral.
  • Correos electrónicos con pacientes u otros canales de acceso más allá de la consulta, les inquietaban pues opinaban que era un riesgo para  hiperfrecuentadores digitales en horario no "laboral".
  • Más de uno dijo que: yo no seré médico 24 horas al día !!! (ah no?)
  • Unos cuantos se mostraron recelosos por la posible disminución del contacto tú a tú en la consulta
  • Por suerte una chica manifestó su experiencia personal: poder enviarle un mail a mi médico me hubiera ahorrado 3 ó 4 horas de tiempo entre desplazamiento, espera y visita por ejemplo.
No es ningún estudio formal, sólo las conclusiones de un grupo de estudiantes de medicina, quizás no representativo, pero que nos lleva a reflexionar sobre lo que se está cociendo en las aulas.

Así, en mi exposición (en català) intenté analizar los roles que un médico/estudiante puede jugar a nivel profesional vs pacientes, profesionales, Administración, docencia e investigación.

Ferran, con la clase acabada me decía: est@s chic@s van siempre con un dispositivo digital encima, incluso con dos y dicen estar permanentemente comunicados aunque luego en el "face to face" se muestran tímidos y poco comunicativos. ¿Las futuras promesas tienen mucha pantalla y poca piel?

12 comentarios:

  1. La esperanza, al menos, es que cuando de verdad necesiten usar la comunicación no virtual para su profesión arranquen más fácil. Ya conocen algunas herramientas pero no su potencial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javi, gracias por el comentario. Esperanza mucha... seguro que cuando les toque si van viendo ejemplos y empiezan a participar podrán subirse al carro sin problemas. No podemos ni debemos tirar la toalla con el futuro de la profesión :)

      Eliminar
  2. Yo también soy estudiante (aunque me queda poco para acabar la carrera) y no comparto las opiniones de tus interlocutores de la UB. Muy al contrario me parece que el dospuntocerismo en la sanidad es una forma de adaptarse a los tiempos y de gestionar más eficazmente la comunicación con los pacientes y la sociedad. Creo que internet brinda unas herramientas formidables, tal y como demuestran blogs como este, o como muchos otros de la blogosfera sanitaria.

    Yo a penas acabo de llegar pero voy aprendiendo gracias a éstos blogs y a sus autores, y espero seguir aprendiendo para poder adaptarme a este sistema que tanto me atrae, en mi futuro profesional.

    Creo que las opiniones que transcribes son fruto del miedo al cambio que tenemos muchas veces. Pero tengo fe en que eso se supere y en que nos atrevamos a formar parte de la salud 2.0. En mi opinión, es un futuro mejor!

    Gracias por compartir el post! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por este blog Belén. Quizás haya miedo en la reacción que tuvieron los alumnos pero intuyo más desconocimiento. Si en las aulas de las facultades de medicina se siguen impartiendo los contenidos como cuando yo iba a clase hace bastantes años es como si nada cambiase. ¿Y si el profesorado empezase a usar conceptos y maneras de trabajar 2.0 en sus asignaturas?

      Eliminar
  3. Una muestra pequeña pero conclusiones interesantes. Aquello que hablamos a veces de la brecha digital parece que no se debe centrar tanto en la edad o en las competencias digitales sino en el interés de los interlocutores.

    Si hay necesidad de comunicarse se buscarán los medios, 2.0, 1.0, o 7.5 lo importante es conocer que existen, pero si no hay interés por comunicarse, desde cualquiera de los dos puntos ya seamos sanitarios o pacientes no habrá nada que hacer.

    Nuestros pacientes quieren comunicarse, de echo para eso vienen a nuestras consultas, pero queremos nosotros?

    Un abrazo fuerte Mònica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la reflexión Raúl. Coincido en la resistencia a priori en el bando profesional pero como bien dices los pacientes ya están y no tienen intención de abandonar los medios sociales y las posibilidades que les ofrecen. Tocará adaptarse sí o sí al canal !!!

      Eliminar
  4. Mi visión es que los "mayores" trasmitimos miedo a esto del 2.0, por mucho que ellos los utilicen la "autoridad" tiene influencia .... cuando ellos experimenten por si mismos, espero, que las cosas sean de otra forma ....
    El mundo se está transformando si o si .... por tanto no tendrán más remedio que adaptarse, y ellos saben y manejan todo esto, solo queda que dejemos de "asustarlos" ....

    Nota: Si sus profes fuesen de tu estilo ¿pensarian lo mismo? .... apuesto a que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Asustamos? Quizás sí pero me atrevo a opinar que ni se lo han planteado ya que sus profesores no les transmiten necesidad por ello. Yo recuerdo cuando era estudiante una frase archiconocida hoy vigente: quien no mete el dedo mete la pata (sobre la necesidad de un tacto rectal para las patologías prostáticas). Así, con el paso del tiempo quizás lleguemos a oir en las facultades (en boca de los profesores) quien no se comunica mete la pata :)

      Eliminar
  5. ¡Qué bueno tener esta oportunidad de testar a los futuros profesionales! A pesar de las reticencias, centradas en trabajar más de la cuenta, algo muy de su edad, seguro que llegado el momento se adaptarán mucho más rápido y con solo un click entenderán que el cambio pasa también por adaptar su vida profesional a las nuevas tecnologías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse, gracias por el comentario y cuánta razón llevas. Su resistencia parece causa del modus operandi tradicional de la medicina transmitida por sus profesores en las aulas. Si sus profesores cambian ellos subirán al 2.0 sin problemas, las competencias las llevan encima :)

      Eliminar
  6. Animo Monica!! No desesperes ;)

    Bueno creo que es una cuestión de tiempo. Ellos ahora mismo aun no ven la comunicación 2.0 con el paciente como ayuda sino como una carga de trabajo, quizás aun les falte la motivación de estar ejerciendo realmente como médicos. Después podrán comprobar que este tipo de comunicación les ayudara en su Dia a Dia mucho mas que les hará estar 24 h online. Ellos decidirán el horario como lo hacen con sus amistades y sus relaciones personales.
    He visto médicos que o nativos digitales manejar las redes sociales y el e-Mail como herramienta de contacto con los pacientes de una manera muy eficiente y me comentaban que les liberaba mucho la consulta diaria así que estos jóvenes cuando le vean las ventajas y no solo los inconvenientes las usaran de manera aun mas eficaz y rápida.


    Saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Te entiendo perfectamente! Efectivamente, la edad no te hace digital. Y coincido en que no hay que tirar la toalla. La esperanza es lo último que se pierde ;)

    ResponderEliminar

Puedes añadir el post a tu libreta: