Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

viernes, 5 de julio de 2013

Sumar mejor que dividir

No voy a decir que no me gusta twitter, ni tampoco que sea fácil usarlo ni que lanzar el tuit más elocuente en el momento más adecuado esté al alcance de todos. Mis andaduras con el pajarillo azul se remontan al 2007, cuando encontrar a alguien en Twitter era cuestión de suerte y mucha paciencia. Aún recuerdo cómo, con emoción casi adolescente, me planté en el despacho de Montse Carrasco para enseñarle aquel sitio en el que podía decir cosas a golpe de 140 caracteres en tiempo real. Y no os podéis imaginar su cara, ella, chica educada, me respondió: bien, bien muy interesante pero... quién hay ahí y si no hay nadie de que te sirve monologuear???? Con el tiempo la cosa se fué animando, seguramente los años dorados de twitter fueron en 2011 y 2012 para, quizás alcanzar una primera madurez en este 2013 en el que estamos.
MIs juguetes :)
Lo que es seguro es que ahora hay más de 500 millones de usuarios en todo el mundo que emiten 175 millones de tuits diarios. Además, Twitter tiene una media diaria de 6,9 millones de usuarios activos mientras que un usuario tiene una media de 126 seguidores. Entonces, con esas montañas de gente y tuits flotando por la Red, la pregunta es: ¿Cuánto tardaré en conseguir un número razonable de seguidores interesados en lo que yo cuente para ser visible? Y esta pregunta nos la podemos hacer a nivel personal, y a cada uno nos importará más o menos; pero a nivel de marca, proyecto y/o empresa, nos preocupará llevándonos inmediatamente al: ¿Cómo lo hacemos? Hace un tiempo, podíamos crear nuevas cuentas, que cedíamos a agencias de comunicación que sabían mucho del "arte de tuitear" para que las gestionasen de "manera experta y profesional" (nunca entendí que quería decir eso, pero bueno). Las empresas pagaban, y algunas lo siguen haciendo, por "tuits de calidad" que alguien ha pensado previamente, que se programan para publicarse en el momento más oportuno y que son absolutamente ¿Impersonales e invisibles? Ah, sin olvidarnos, ahora que se ha puesto de moda, la compra de seguidores que engrosan esas "satisfechas" listas de followers con los que nunca conversarás.

Y con este panorama, nada fácil digo yo: ¿No será mejor sumar que dividir? A nivel profesional, en las Empresas, nos empeñamos, o mejor dicho se empeñan (mis amigos de marketing insisten y hasta se enfadan) en pedir: yo quiero mi twitter!!!!! Que más o menos es como cuando hace unos años todos pedían una web. En la mayoría de los casos, generamos la cuenta de twitter, la vestimos "de bonito",y  lanzamos el tuit saben aquel que dice.... ¡Hola, ya estamos aquí, hoy empezamos en twitter!. Y a partir de este momento empiezan a saltar tuits que pocos ven y menos escuchan. Conforme pasan los días, ese ímpetu inicial se pierde, la novedad se acaba y el usuario se muere o queda tocado de muerte para siempre. Entonces, ¿No sería mejor cambiar de estrategia? Es decir, si tienes una cuenta en twitter que te has trabajado, cuidado y mimado con la que ya comunicas al mundo que haces, que te interesa y que quieres compartir ¿Porqué no intentas sumar esfuerzos usando hashtags? Así, para sumar esfuerzos y ganar visibilidad aconsejaría:
  • Si tu Empresa o tu marca ya dispone de algún usuario corporativo en Twitter, con "solera" (en tiempo, estilo de tuiteo, seguidores o lo que consideres) úsala como tu mejor escaparate, lo es!.
  • No crees cuentas de twitter por doquier para proyectos concretos de vida incierta, te costará mucho dejar de ser una pulga y ganar visibilidad y seguramente el esfuerzo no se verá recompensado.
  • Crear cuentas de twitter y abandonarlas, sólo incrementa la basura digital de la Red que ya es muy importante.
  • No es fácil saber que tuitear cada día, por muy elocuentes que seamos necesitamos contenidos, acciones y servicios que comunicar de manera periódica. Suma en la misma cuenta, no olvides que en Twitter dividir no ayuda a vencer.
  • Trabaja con hashtags que aporten valor a tu cuenta, define la etiqueta en función del tema/evento o cuestión que quieras comunicar y úsala siempre de la misma manera. Así, ganarás reputación y visibilidad que se irá sumando en cada acción.
  • Cuando acabes con un tema, si quieres puedes dejar de usar el hashtag elegido, no pasa nada, la cuenta seguirá ganando visibilidad con los otros hashtags que tengas activos.
  • Tampoco es mala idea, cuando sean cuestiones de marketing sobretodo, crear hashtags que incorporen marca o empresa, tipo #temaMarca o #temaEmpresa
LLevo días dándole vueltas a esta idea y, cual ha sido mi grata sorpresa, al ver que los que saben más que yo ya lo hacen, mirar el ejemplo de  @UocUniversidad que ya ha empezado a trabajar en esta dirección con #uocmobile o bien @yo_dona  con #TuBebeYD  
 
Pues nada, que sí, que twitter me gusta y no se me dá mal del todo!!!
 

8 comentarios:

  1. Buenos consejos Mònica. Gracias!

    También creo que una de las claves pasa por entender que debes aportar algo interesante (original) a las personas que quieres llegar.

    Y si un día no tienes nada que aportar, tampoco pasa nada. Mejor eso que compartir por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo Toño, para decir por decir usa una cuenta personal o disfruta del silencio.
      Gracias por el comentario :)

      Eliminar
  2. Con los pies en el suelo y desgranando el grano de la paja en este año de madurez tuitera. Estos consejos basados en la experiencia y en ensayo-error son impagables! Me has hecho recordar grandes momentos compartidos, els trobo a faltar ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Montse, ya me conoces, cuando algo da vueltas a mi cabeza y no me lo quito de encima acabo emitiendo mi opinión basada en el ensayo-error (recuerda que llegamos a crear 5 cuentas cuando trabajábamos juntas).
      No saps tú com trobo a faltar les estones compartides :)

      Eliminar
  3. Contenido y todo basado en enlaces a una web, eso es basico. Y recopilar las actividades realizadas al estilo wikisanidad :)

    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel como es habitual en tí das un paso más. Casi me atrevería a decir que esos dos apuntes pueden ser el inicio de un post dedicado a "los buenos pretuits, tuits, retuits y postuits".
      Gracias por pasarte por aquí!!!

      Eliminar
  4. Muy interesante este post. Yo si se me permite anadir, como dicen los expertos: 1) no más de 6-8 tuits por día, 2) como bien han dicho antes, hacer una campaña de linkbaiting y backlinks (compartir enlaces de otros trusted referrals o personas relevantes en nuestro segmento de nuestro nicho de mercado, la salud )incluyendolos en los tuits, para que atraigan trafico cualificado a nuestra web o blog corporativo empresarial, social media.. 3) utilizar twitter para generar dialogo, debate, para conocer la opinión de los usuarios, de nuestros futuros clientes de nuestros bienes y servicios, 4) para identificar y monitorizar lo que se dice de nosotros y detectar precozmente crisis comunicativas 2.0, 5) como medio para afianzar nuestra reputación online, de nuestro branding social y empresarial, 6) para viralizar nuestros bienes, productos y servicios y diferenciarnos de nuestros competidores directos, 7)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, casi me has hecho el comentario-post :) Sí, coincido contigo en casi todo aunque el número de tuits depende del momento, cuando haces seguimiento de un evento, por ejemplo, esa media se rompe a la alza. Se me escapan cuestiones como linkbaiting y bscklinks ya que podríamos definir mi estilo en twitter de auotdidacta. Gracias por las aportaciones y por pasarte por aquí :)

      Eliminar

Puedes añadir el post a tu libreta: