Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

lunes, 18 de abril de 2016

Enredada!

Y un día te llega un mensaje directo por twitter que no te esperas, a decir verdad, ahora entre mail y whatsapp nos pasa la vida y los DM's a menudo parecen de otros tiempos en los que nos comunicábamos "por delante y por detrás". Pues sí, una sociedad científica me hacía propuestas por DM. Y así fue como Pere Vilanova, responsable del Gabinete de Prensa de semFYC dió conmigo.
El mensaje me pedía un pequeño artículo sobre mi relación con los medios sociales desde un punto de vista médico y didáctico. A decir verdad no me llegaba la propuesta en el mejor momento, pues sigo con mi máster en dirección de comunicación más pallá que paquí. Saqué tiempo e inspiración y una vez publicado en Noticias semFYC hoy os dejo aquí el resultado:

Hace más de 20 años que “navego” en Internet buscando su aplicación al mundo de la salud. La vocación por la medicina me llegó de manera inesperada, siempre había querido ser farmacéutica, por aquello de hacer “pócimas”, pero a un año de la selectividad cambié de opción y la medicina pasó a ser mi centro principal de interés. En los tiempos de estudiante, en paralelo, desarrollé mi carrera deportiva como esgrimista de alto nivel y aparqué temporalmente la Facultad para organizar los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona’92. Con la licenciatura en el bolsillo, exploré la aparición de Internet y su aplicación en el ámbito de la medicina. Gracias a estos diferentes puntos de mira orienté mi carrera profesional a explorar caminos no asistenciales estrechamente vinculados al mundo digital y la salud. Mi hijo, ahora ya camino de la adolescencia, definió de pequeño mi dedicación profesional: "mamá es médico y cura webs!".

Me apasiona la salud digital en todas sus facetas, la vivo intensamente como médico y como responsable de comunicación, eBusiness y RSC en un laboratorio farmacéutico. Interneteando desde 1995, puedo atribuirme el calificativo de veterana en la Red aprendiendo y creciendo con ella. Bajo mi punto de vista, el  gran cambio se produjo con la irrupción de los medios sociales, allá por 2006, cuando las personas pasaron a ser el centro del mundo digital. Desde entonces, los diferentes medios sociales nos han permitido acercarnos los unos a los otros y trabajar juntos para conseguir objetivos comunes.

Estoy en Twitter desde 2007, aunque en aquel momento, accedí y abandoné ya que no había prácticamente nadie. Volví en 2009 y ahí empezó mi pasión, y quizás adicción, por dicho medio social. Sí, me gusta hablar más de medios sociales que de Redes, ya que son eso, espacios en los que te relacionas, compartes y aportas con otras personas. De todos ellos es en Twitter donde más aprendo y crezco. Así, los dos congresos de la blogosfera sanitaria (2010-2011), el proyecto #salu20 con Menarini y la desconferencia del grupo Health Care Social Media Europe España (HcsmeuES) marcaron unos inicios intensos en el uso de Twitter en salud.  Desde entonces la red del pajarillo azul nos ha permitido abordar temas de salud en su más amplia expresión de manera interdisciplinar. En el timeline, a veces vertiginoso, tengo a mis referentes, sigo a las personas que me aportan e interacciono con inquietos y curiosos, que como yo, creemos y defendemos el uso de los medios sociales para mejorar en salud.

Participo y cuido uno de los puntos de encuentro de la esalud española, wikisanidad, un espacio en el que 5 administradores y más de 800 autores recopilamos y conservamos iniciativas y recursos como:
Y, se me quedaron cortos los 140 caracteres, por lo que en 2011 abrí mi blog personal Miraquebé, un rincón donde escribo sobre salud digital, muchas veces desde la difícil óptica de la industria farmacéutica. No soy muy constante en la escritura, voy corta de tiempo y me acerco a esa ventana “con una frecuencia de publicación desconocida cuando tengo algo que contar”. En los 5 años de vida bloguera acumulo 128 entradas que me han permitido reflexionar y debatir de manera más pausada.

Instagram mug de la colección #mugsdemonica
Estoy presente en la mayoría de medios sociales mayoritarios como son Linkedin, Youtube, Instagram, Facebook, Pinterest y alguno que otro. A decir verdad, hoy en día me muevo diariamente por Twitter, Instagram y Facebook para en ocasiones, dejarme caer por Linkedin, Youtube y Pinterest. En Instagram disfruto de la facilidad y velocidad de las imágenes, de lo mucho que se puede decir con una fotografía. Facebook es quizás mi espacio más personal donde me relaciono de manera informal con familiares y amigos. Cada uno de ellos tiene un sentido y una función, que, reparto a nivel personal/profesional.

Desde mi faceta más Menarini, en 2014 pusimos en marcha nuestro proyecto más 2.0: Juntos contra el aislamiento digital hoy conocido como movimiento #sherpas20. Tras la experiencia #salu20 y constatar que la masa crítica de profesionales sanitarios presentes en salud digital era menos de la esperada, impulsamos una iniciativa que “facilitase a personas y entidades un modelo de aplicación de iniciativas digitales en salud que permita dar respuesta a sus inquietudes y necesidades”.  Así, reunimos a 50 expertos y expertas de 14 ámbitos:  Medicina, Enfermería, Farmacia, Fisioterapia, Comunicación, Industria farmacéutica, Pacientes, Sociedades Científicas, Instituciones sanitarias y un Grupo mixto (Psicología, IT, RRHH, Documentación) en una desconferencia a partir de la que se elaboró y presentó en junio de 2015 un informe con propuestas para reducir la brecha digital en salud.

Así, los medios sociales y sobretodo la denominada actitud 2.0 me han permitido personal y profesionalmente acercarme a personas extraordinarias con las que compartir inquietudes, proyectos y algún que otro sueño. Y sin duda, una de las cosas que más aprecio en la eSalud es la horizontalidad que nos permite hacer realidad el liderazgo compartido en comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir el post a tu libreta: