Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

lunes, 12 de septiembre de 2016

Cao Lao, rosas blancas y banh xeo, la meca de la gastronomía vietnamita en Hoi An (Hué - Hoi An día 11 #vietnam16im)

Hoy nos toca cambio de hotel y de ciudad, abandonamos Hué y nos vamos a Hoi An. Salimos pronto, Bièn ha insistido en que tenemos por delante 3 horas y media de carretera ya que vamos a subir al Paso de las Nubes, el puerto de montaña Hai Van (Đèo Hải Vân) desde donde contemplar la península de DanAng. Al principio nos hemos imaginado una carretera similar a la rumana del Transfagarasan pero a decir verdad le falta mucho para parecerse. Subimos a 500 metros y cuando nos paramos a disfrutar  "de unas vistas espectaculares" nos encontramos con restos de guerra vietnamita, algunos cuentan que es una antigua fortificación francesa tiroteada por todas partes y un incontable número de vendedores de bebidas, comida y baratijas varias. Subimos un poco por la montaña buscando las tan renombradas vistas y a pesar de nuestro empeño todas ellas están cruzadas por innumerables cables eléctricos. Conclusión: la hora extra de coche te la puedes ahorrar y pasar por el túnel!!!

Gusanos de seda
Llegamos a Hoi An y nos acercamos a una fábrica de seda. Nos enseñan todo el proceso desde los gusanos (sí, los mismos que tenía yo de niña en una caja de zapatos agujereada), los capullos amarillos y como hilan la seda. Vemos a muchas chicas en sus bordadores bordando "a medida", sí, sí, das una fotografía y son capaces de bordártela igual, increíble!!! Hoi An parece ser la ciudad de todo a medida y en poco tiempo, la chica que nos acompaña insiste: si queréis un traje o un vestido os tomamos medidas y lo tenéis listo en 24hs, nuestros talleres y sus máquinas de coser, si hay trabajo funcionan las 24hs del día.
Hilando capullos de seda
Nos vamos a almorzar a la "old town" de Hoi An y probamos el típico Cao Lao de la zona (hecho con noodles, crouttons, láminas de cerdo, y lo más importante: agua de los pozos de Hoi An), que no nos entusiasma para nada, además de sudar como locos en la monísima y calurosa terraza del restaurante Citronella, hoy no nos han salvado del chorreo ni los ventiladores!

Salimos a turistear un rato por el casco antiguo de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1999. Cruzamos el archifamoso puente cubierto japonés del s.XVI empezado en el año del mono y acabado en el año del perro, es decir, 3 años después. El puente además lleva un templo incluido en uno de sus laterales y representa el auge de la comunidad japonesa en Hoi An. Luego vamos a visitar una abarrotada casa tradicional y la casa comunal de la comunidad china. Hace muchísimo calor y sabemos que nuestro hotel tiene piscina, no podemos resistirnos más, nos apetece dejarnos llevar por las calles y callejuelas de Hoi An pero lo dejaremos para más tarde, ha llegado el momento de refugiarse en el aire acondicionado y remojarse en la piscina.
El famoso Cao Lao
El puente cubierto japonés de Hoi An es el reverso de los billetes de 20.000 dong
Incienso con petición en la casa comunal de Phuc Kien de Hoi An
Vestido, traje???
A media tarde, tras el recovering en el hotel volvemos al asfalto, no queremos dejar pasar la que hasta el momento es la ciudad con el centro histórico más limpio, aceras en las calles y zonas peatonales. Pedimos un taxi y nos llega un simpático, educado y pulidito taxista con su flamante taxi verde. Nos acerca a la Old Town por la que nos paseamos arriba y abajo, debe ser un día especial ya que por doquier venden farolillos de papel con velas que todo el mundo deposita en el río. 

White rose
Llega la hora de cenar y nos decidimos por el restaurante Dac San Hoi An en el que probamos el resto de especialidades culinarias de la zona:
  • Won ton frito (pasta de arroz rellena de carne con verduras)
  • Banh xeo: tortitas saladas enrolladas con hierbas aromáticas en papel de arroz
  • Rosa blanca (white rose): gambas cocidas al vapor envueltas en papel de arroz 
No hace falta deciros que won ton, banh xeo y white rose nos entusiasman muchísimo más que el Cao Lao, así pues, buena cena rematada con buen café en una bonita ciudad, alguna cosa más? La noche ha caído sobre Hoi An que ha encendido sus múltiples farolillos de colores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes añadir el post a tu libreta: