Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Mercados muy vivos (Jardin du Mekong - Can Tho día 15 #vietnamim16)

Gallitos de pelea preiosos!
Hemos dormido en la selva vietnamita, en el delta del Mekong entre alguno de sus 9 brazos y a las 7'30h ya estamos a punto para desayunar en el Jardin du Mekong entre bananos y cocoteros. El suelo está mojado, muy mojado, por la noche ha llovido de lo lindo. Hoy empezamos el día de excursión en bicicleta hasta el pueblo de Thi Tran en el que conoceremos su mercado local: Cho Lách. Recorremos los pequeños caminos entre las casas levantadas en medio de la selva y nos sorprenden unos maravillosos gallos en jaulas individuales a la entrada de lo que nos parece una casa cualquiera. Son gallos de pelea (como los de Sant Roc pienso yo!) perfectamente cuidados para ser vendidos, aquí también parecen ser un negocio fácil para ganar dinero. El paseo es muy agradable, no hay demasiado sol y hasta amenaza lluvia. Llegamos al pueblo de Thi Tran y cuando creemos que toca atar las bicicletas, en lugar de ello, las aparcamos en una especie de garaje cuidado por una lugareña. De nuevo Vietnam nos decubre que todo el mundo puede tener un trabajo aquí, en este país en el que todo se vende y todo el mundo puede poner en marcha cualquier negocio creo que hay poca mendicidad, simbólicamente hemos visto en Saigón y nada más por el momento.

Pescado muy muy fresco en el mercado de Thi Tran
Nos acercamos al mercado local, vital y con puestecillos en todas direcciones. La zona del pescado es fresca, fresca, nos llaman la atención peces que van dando saltos en el suelo, acabados de pescar y si lo quieres más fresco, una palangana te lo ofrece nadando en su interior. La carne ya nos parece otra cosa, sin refrigerar y a tope de moscas lo que me hace pensar, y no es la primera vez, en lo bien que me siento habiendo tomado todos la vacuna contra la fiebre tifoidea! 
Finalizamos la visita, recuperamos las bicis y volvemos a los bungalows que tan bien nos han acogido por una noche. Recogemos trastos y nos vamos hacia Can Tho, nuestro próximo y último destino en Vietnam. En cuanto llegamos nos damos cuenta que hemos aterrizado una ciudad moderna (lástima que apenas sean sólo 24hs) que invierte la tradición: el sur es más cosmopolita que el norte de Vietnam.  Comida rapidita y visita a un templo chino y una pagoda, misión cumplida nos vamos al hotel!!!!!
Vendo patos, te tocas un pie?
Nos recibe un hotel flamante, un 4 estrellas en muy buenas condiciones: piscina, gimnasio, skybar y resto de comodidades. Pol y Marina están cansados, los 13 días de viaje a buen ritmo que acumulamos empiezan a pesar y se nota. Por ello decidimos hacernos un regalo, un buen masaje, lo que es una buena tradición a buen precio en este país. Disfrutamos de 40 minutos de gloria mientras dos hábiles mujeres nos masajean la espalda, wow, que lujazoooooo!!!!! Piscina, ducha y paseo hasta la hora de cenar. 
Decidimos ir a un restaurante local el Phuong Nam en el que Xavi se atreve con un plato de cocodrilo a la brasa. Paseamos por la animada ciudad de Can Tho y despedimos el día desde el sky bar del hotel contemplando los neones de la ciudad desde un 10º piso.  Y se acabó! que mañana a las 7h nos vamos a ver los mercados flotantes!!!!

Deseos en los templos chinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir el post a tu libreta: