Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

viernes, 11 de septiembre de 2015

Día 11 (14/8/15): Vuelta a la carretera y camino del verde de Monteverde

Despertamos con sol y calor, menudo lujo más de dos días sin lluvia! Hoy toca deshacer la carretera interamericana 1 que está infestada de obras. La carretera o autopista parece querer elevarse de puente en puente sin apenas tocar el suelo, atraviesa ciudades sumidas en el caos llenas de polvo y a ratos parece que va a tener 4 carriles para luego volver a un carril por sentido sin apenas separación (ni rayas, ni conos ni ná de ná).
Y llegando a Monteverde, al fondo el Pacífico
Empezamos la subida a Monteverde y Google maps indica que vamos a recorrer 17 kms en una hora, lo que nos hace presagiar un terreno empinado lleno de baches y sin asfaltar, suerte que el paisaje cada vez es más verde y las vistas del Pacífico son increíbles.

Llegamos al hotel Poco a Poco antes de tiempo y nos vamos a almorzar a la soda la Salvadita "fácil, está frente al colegio de Santa Elena" lo difícil es saber donde está el colegio! Comemos la mar de bien con zumos naturales riquísimos aderezados con una agradable conversación de su propietario.
Café en el Trapiche
Volvemos al hotel para que nos vengan a buscar de la finca El Trapiche para hacer un tour de café, caña de azúcar y chocolate. Actividad francamente interesante con la que descubrir como se cultivan y procesan esos tres elementos y también degustar el arracache, un aperitivo típico del lugar en una tortita de maíz. El recorrido dura dos horas y además de aprender como se cultivan café y caña de azúcar vemos funcionar las máquinas que pelan los granos de café (dicen que tienen 7 capas), los clasifican según tamaño y finalmente los tuestan (de marrón medio a medio oscuro). La caña de azúcar pasa por el trapiche, animal o mecánico y se convierte en un líquido gris bastante sospechoso. Tras hervir el jugo se transforma en una melaza que tras batirla es azúcar de caña puro 100%. Acabamos con una taza de buen café negro antes de regresar al hotel.
La Salvadita
Queríamos piscina pero en Monteverde hace frío y nos dedicamos a leer y a escribir (este diario) para salir a cenar a la soda la Amistad. Llegamos a la soda en una noche de perros, viento y más viento que casi te tumba para luego esperar casi una hora para comer. Nos habíamos guiado por los comentarios de Tripadvisor y alguien olvidó mencionar que debías esperar y esperar hasta morirte de hambre para que te sirvieran un simple Casado!
A fin de cuentas día aprovechado y reserva hecha para canopy y teleférico al día siguiente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir el post a tu libreta: