Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

martes, 1 de septiembre de 2015

Los 50 y los 18 se celebran: nos hemos ido a Costa Rica

Hemos estado de viaje en Costa Rica 16 intensos días recorriendo el país de costa a costa, de norte a sur, de la montaña al mar, sí, un modelo trotamundos a una media de dos días en cada sitio. Inicialmente pensé en escribir un diario y publicarlo cada día, pero pronto intuí que no me iba a dar tiempo a hacerlo así. Lo que sí que he hecho ha sido escribirlo para explicar el viaje en su faceta turística y salpicarlo de vivencias y recuerdos personales. He decidido publicar el diario día a día a partir de hoy, 1 de septiembre, para así revivir el tiempo pasado y también dejar a los que os animéis, un relato con ideas "para ver", "para hacer", "para probar" y alguna que otra "para no hacer". Es la primera vez que me lanzo con un relato viajero, veremos como sale y si gusta. En 16 días retomo el blog en su faceta más de salud que hace tiempo que lo tengo un poquillo abandonado, empezamos!!!

CR día 1 (4/8/15): De aeropuerto en aeropuerto y tiro porque me toca! #puravida15IM

Como cada año por fin llegaron las esperadas vacaciones veraniegas, los 50 de Xavi y los 18 de Marina merecían algo especial. El cónclave familiar navideño nos puso rumbo a Costa Rica. A partir de ese momento miramos rutas, alojamientos y agencias locales para organizarnos como acostumbramos: a nuestro aire! En marzo ya lo teníamos todo a punto y por delante varios meses para empezar nuestra aventura desde Barcelona. Y apareció el 4 de agosto en el calendario, caluroso (más de lo que marca el termómetro quizás por la emoción) y "el somni" empezó!
En el aeropuerto de Barcelona el primer percance que puso a prueba nuestra capacidad de reacción, adaptación y mi tobillo maltrecho: mi ESTA tenía un número equivocado y American Airlines (AA) no me permitía viajar. Y ante dicha tesitura, a 10 min de cerrar la facturación del vuelo, una taquicardia y un par de carreras cojeantes (mi tobillo dislocado me lo recordó luego) hasta hacerme con un nuevo documento eficazmente gestionado por la agencia de Viajes del Corte Inglés in situ, buffffff.
Sudorosos y acelerados nos subimos al avión camino de Miami, coincidiendo con Cesca, excompañera de Menarini en viaje a México (viajar por el mundo hace realidad la frase del pañuelo!). Pues nada 10hs de lectura, videos, conversación y TETRIS, sí, hacía muchos años que no jugaba y hasta el dedo acabó doliéndome tras las 10 partidas que me marqué en la pantallita del avión.

Puesta de sol desde el cielo
Aterrizaje perfecto en Miami y..... 1, 2, 3 controles de seguridad aderezados con largas colas y tiempo de espera. Nervios muchos nervios de control en control viendo como disminuían los minutos disponibles para nuestro enlace de un avión a otro (en principio 1'30h entre los dos vuelos de AA). Al final misión cumplida: controles varios pasados y a buscar la puerta de embarque. Miramos, la vemos y.... dice algo de un tren, sí, sí un tren que nos falta para llegar al avión, ay madre que ahora sí que sí que lo perdemos. Vuelta a correr, llega al andén, sube al tren, corre de nuevo y persónate en la puerta de embarque jadeante y justo a tiempo antes del cierre de puertas. Digamos que el viaje ha empezado movidito, movidito. Nos queda llegar a San José, recuperar maletas, buscar el transfer y paseíto hasta el hotel. Aterrizamos, vamos a buscar el equipaje y... sale la primera maleta, la segunda pero la tercera NO. Nosotros y 15 personas más vamos camino de la reclamación, ni se inmutan los empleados, parece que están resignados y que pasa cada día. Los lugareños nos explican que desde Miami muchas maletas no llegan a su destino, es como normal y días después un transportista las va repartiendo por el país.
Patacón
Nos vamos al hotel con la reclamación en la mano pensando en todo lo que hay en la maleta desaparecida y que por el momento no vamos a tener (ropa interior, neceseres de aseo, zapatos deportivos variopintos, ...) a ver como lo solventamos.
Decidimos cenar algo rápido en el hotel y alargar el día hasta las 21h para desaparecer en una mullida cama que nos recibe con las sábanas abiertas. El cambio de horario se deja notar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes añadir el post a tu libreta: