Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

lunes, 14 de septiembre de 2015

Día 14 (17/8/15): Paleando entre manglares

Sincronización obliga!
Nos han dicho que pasaban a recogernos por el hotel a las 5'30h, sólo algunos minutos después de amanecer. Desde Barcelona hemos contratado una excursión en kayac por los manglares de Isla Damas y nos intriga el madrugón y comprobar nuestra destreza como kayakeros. Coincidimos en recepción con un matrimonio de Berlín y sus dos hijos con quienes ya habíamos coincidido en Arenal. A lo largo del viaje nos hemos ido encontrando y reencontrando con varios personajes que van a quedar en nuestra memoria: empezamos el viaje compartiendo mesa en el comedor en Tortuguero con una familia catalana con dos hijas a quienes también American Airlines les perdió su maleta, congeniamos pero el destino no nos volvió a juntar. De Tortuguero, nuestra primera parada, coincidimos con "los feos" matrimonio e hijo poco agraciados pero simpáticos y buena gente con quien nos reencontramos en el Rincón de la Vieja en la Hacienda Guachipelín. En la Hacienda recuperamos a un matrimonio andaluz en viaje de novios de quien nos despedimos en el Parador de Quepos. Y los Sánchez, ella tan apañada, los vimos en Tortuguero, sufrimos su alquiler de coche en Guápiles, un cruce furtivo en el Parador y de rasquis en el aeropuerto. Es divertido viajar y cruzarte con otras personas que te cuentan sus historias, con quien compartes actividades y alguna que otra risa.
Descanso
Pues ya en la furgoneta Randall se presenta como guía del paseo en canoa, al que según parece nos van a acompañar dos gringos. Llegamos al embarcadero sabiendo ya que el madrugón se debe al movimiento de las mareas que hace que los manglares se sequen hacia las 12h por lo que entonces resulta imposible navegar al haber muy poca profundidad. Nos aposentamos en dos canoas dobles y.... al agua, a remar, minutos de sincronización y nos deslizamos por los canales y el río entre espectaculares manglares. Llega el momento naturalista, como nacen, crecen, viven y se reproducen los manglares, que si un martín pescador, que si unos murciélagos, ahora unas grullas, cangrejos varios, dos osos hormigueros y unos cuantos monos para acabar. Ah y una culebra amarilla enroscada en un árbol que algunos han visto. Acaba la aventura con un desayuno tico, café y de vuelta al hotel, este paseíto nos ha cansado un poco, pues remar dos horas aunque sea en aguas tranquilas suponen darle al remo!
En la Biesanz

Y claro, hemos vuelto tan pronto que nos queda un largo día por delante, así pues, a la playa!!! Nos bajan a la playa Biesanz en cochecito de golf, wow parecemos los millonetis pero según nos cuentan es lo normal! Antes de bajarnos nos deleitamos viendo a una perezosa con su cría en un árbol para llegar caminando por un sendero húmedo y lleno de piedras a una bella playa en la que parece que va a ser posible bañarse sin dejarse ni rodillas ni tobillos en la lucha contra las impetuosas olas del Pacífico. La playa es preciosa, con palmeras en la arena y vegetación que casi entra al agua, la marea está bajando y nos cuesta pasar lo que según cuentan es una trampa precolombina para tortugas. El sol abrasa y el agua es tan salada que  Pol y Marina insisten en que les pica todo.
Con el Fairchild C-123 del Avión
Ducha y a comer, nos dejamos caer en la cantina Salsipuedes que quizás debería cambiar su nombre por Aversientras ya que, igual que el día anterior vacía con una única mesa ocupada. Comida correcta y vistas espectaculares que tras acabar nos invitan a una siesta antes de afrontar la tarde en Quepos. A las 17h arregladitos nos vamos a Quepos a comprobar una vez más que pueblos y ciudades o viven para el turismo o no hay nada, al caer la noche a las 18h están mal iluminados y además de algún supermercado abierto, el resto cerrado a cal y canto. Finalmente nos vamos al restaurante El avión donde cenamos bien deleitándonos una vez más con los zumos de frutas del país.
Vuelta al hotel, maletas y al día siguiente madrugón para intentar llegar al Poás. Nanit!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes añadir el post a tu libreta: