Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

martes, 8 de septiembre de 2015

Día 8 (11/8/15): Rugiendo con fuerza, catarata la Fortuna!

La Fortuna
Nos volvemos a despertar con lluvia y un cielo blanco nuclear, cuesta creer que estamos frente a un volcán, ayer apenas lo intuimos 10 escasos minutos. En la recepción del Volcano lodge & springs insistieron al decirnos: su habitación es la 206, con terraza y vistas al volcán, y en los dos días que llevamos el volcán ha desaparecido! Desayuno con una amable costarricense que hace las delicias de Pol y Marina, al primero le regala un huevo a la plancha y a Marina la deleita con una tortilla de jamón y queso. Coche y rumbo a la catarata de la Fortuna que es la que da nombre a la ciudad cercana. Unos 30 minutos en coche y nos plantamos a la entrada, venta de tickets, claro, como todo o casi todo lo que hay en Costa Rica, naturaleza de pago. Tras abonar los 11$ por persona iniciamos el descenso de 500 escalones: unos altos, otros bajos, unos en buen estado, otros rotos y resbaladizos y abajo, abajo, nos plantamos delante de la catarata. Al poco de aterrizar en San José, el chófer que vino a buscarnos nos advirtió que éste era un año muy lluvioso, que caía agua a todas horas y... no se equivocó, en apenas una semana nos ha llovido más que en todo un año en Barcelona. Fruto de estas lluvias la catarata luce con un cuantioso caudal que cae estruendosamente en la poza, que según parece en otras condiciones permite el baño. Es una catarata estrecha, alta y caudalosa, además hay una zona adyacente que permite un remojón. Así que hechas las fotos y vista por todos los ángulos permitidos, paseíto a la derecha, paseíto a la izquierda, es el momento de remontar los 500 escalones bajados, inspira y arriba!!!
Sí, sí es el volcán Arenal o parte de él 

Nos vamos al hotel, toca ver la supercopa de fútbol entre el Barça y el Sevilla, Marina y Xavi no se la quieren perder y han reservado mesa en el restaurante del Volcano. Almuerzo y partido para disfrutar de una tarde de piscina y aguas termales del hotel. Tarde de relax mojada, de arriba a abajo (vuelve a llover) y de abajo a arriba (piscinas y termas). Cenamos en la Soda del Río en la Fortuna, comida correcta y a precio assequible. 

Y de nuevo al acercarnos a la cama, ojos cerrados y hasta mañana que nos vamos al Rincón de la Vieja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir el post a tu libreta: